La pobreza mundial se erradicaría con los ingresos de las 100 personas más ricas del mundo en 2012

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La pobreza podría haber pasado a ser historia con el año 2012, y con holgura. Los 240.000 millones de dólares netos, unos 180.000 millones de euros, que ingresaron las 100 personas más ricas del mundo el pasado ejercicio hubiera sido suficiente para erradicar la miseria extrema en cuatro veces. Sin embargo, siguieron incrementándose las desigualdades en el reparto global de la riqueza.

A pocos días de que dé comienzo el Foro Económico Mundial, más conocido como Foro de Davos, la organización internacional Intermón Oxfam revela estas cifras en su informe “The cost of inequality: how wealth and income extremes hurt us all” (El coste de la inequidad: cómo la riqueza y los ingresos extremos nos dañan a todos). En él, se lanza un llamamiento a los líderes mundiales para que contengan los ingresos extremos y se comprometan a buscar la forma de que las desigualdades de riqueza vuelvan a cotas de 1990, cuando eran menos extremas que ahora.

A pesar de la crisis financiera, denuncian desde la organización, el 1% de las personas más ricas del mundo han seguido incrementando sus ingresos, y en los últimos 20 años lo han hecho a un ritmo del 60%. Unos ingresos extremos que “no solo no son éticos, sino que además son económicamente ineficientes, políticamente corrosivos, dividen a la sociedad y son medioambientalmente destructivos”, dicen desde la institución.
 
El director general de la Intermón Oxfam, José María Vera, ha criticado que “no podemos seguir fingiendo que la generación de riqueza por unos pocos beneficiará al resto. La concentración de recursos en las manos del 1% más rico debilita la actividad económica y hace la vida más difícil para el resto, particularmente para los más vulnerables y los más pobres”.

Desde Oxfam se apunta a casos como la reciente expansión económica de Brasil o el ‘New Deal’ del expresidente Roosevelt en EEUU como modelos de crecimiento para reducir la desigualdad. Es así que el directivo de la organización insta a los líderes mundiales a “un ‘New Deal’ global para revertir décadas de incremento de la desigualdad” y considera que es tiempo de acabar con paraísos fiscales y “débiles” leyes de empleo y un sistema económico mundial que “está amañando a favor de los más ricos”.

Por lo que se refiere a España, Intermón Oxfam presentó el pasado mes de diciembre el informe “Crisis, desigualdad y pobreza” en el que alertaba de la creciente desigualdad entre ricos y pobres en el país. Tras cuatro años de crisis, España encabeza el nivel de desigualdad en la Unión Europea, y desde la organización se alerta que, de no rectificarse el rumbo, dentro de diez años el 20% de las personas más ricas en España ingresarán 15 veces más que el 20% más pobre.