La fusión de Banesto y Santander podría provocar un ajuste del 10% de la plantilla en España

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La dirección de Santander tiene previsto reunirse con los sindicatos el 9 de enero para abordar la reestructuración del grupo en España tras la absorción de Banesto, que afectará a unos 3.000 empleados (menos del 10% de la plantilla), si bien las salidas se realizarán a través de prejubilaciones, bajas incentivadas y recolocaciones en filiales del grupo.

Así lo publica hoy Cinco Días, que cita fuentes sindicales, y asegura que el grupo ya ha mantenidos contactos con CCOO y UGT, sindicatos mayoritarios en el sector, a los que ya ha garantizado que los ajustes de plantilla se realizarán sin aplicar medidas traumáticas, por lo que está prácticamente descartado que se vaya a realizar un expediente de regulación de empleo (ERE).

A septiembre de 2012, últimas cifras conocidas, el grupo tenía una plantilla en España de 31.531 trabajadores. De ellos, la red Santander empleaba a 17.931 personas, por las 9.178 de Banesto. El ajuste afectaría, por tanto, a un 9,5% de los empleados.

Por el momento el Santander no ha ofrecido cifras de empleos, aunque en el momento de anunciar la operación sí señaló el cierre de 700 sucursales. En ese sentido, la reducción de la plantilla sería menor proporcionalmente al cierre de oficinas previstas tras la absorción de Banesto. Sólo entre Banesto y la red Santander, existen en España 4.610 sucursales abiertas, por lo que el ajuste será de un 15% del total.