Los sindicatos de Bankia calientan el inicio del ERE con protestas en media España

Sucursal de bankia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Tras cerrar sin ningún acuerdo las negociaciones previas, Bankia convocó a los sindicatos el próximo día 9 de enero para la apertura oficial del expediente de regulación de empleo (ERE), y los representantes de los trabajadores han respondido con manifestaciones de protestas que se celebrarán ese mismo día de forma simultánea en siete ciudades, entre ellas Madrid y Valencia.

Según señala la circular firmada por Comfia-CCOO, UGT, ACCAM, SATE, CSICA y CGT, “como continuación a las concentraciones de delegados llevadas a cabo en contra de la decisión de Bankia de aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) a 6.000 empleados del grupo”, la representación sindical de los trabajadores ha convocado “manifestaciones de protesta que se van a llevar a cabo el próximo miércoles 9 en las siguientes ciudades: Ávila, Las Palmas, Barcelona, Logroño, Madrid, Segovia y Valencia”.

Una vez que se abran las negociaciones el próximo miércoles, la dirección y los sindicatos tendrán de plazo un mes, hasta el 9 de febrero, para llegar a un acuerdo que hoy parece complicado. La propuesta de Bankia, calificada de “salvaje” por los representantes de los trabajadores, incluye 5.000 despidos con indemnizaciones de 22 días por año y 14 mensualidades, ligeramente por encima de los 20 días por año que establece la reforma laboral aprobada por el Gobierno el año pasado.

El resto de bajas hasta las 6.000 previstas en el proceso de recapitalización y reestructuración aprobado por Bruselas se llevaría a cabo mediante la venta de negocios o unidades, como la filial de Miami (City National Bank of Florida).

La intención de los sindicatos, por el contrario, es que se realice el mayor número posible de bajas a través de medidas no traumáticas, tal y como se realizó en el anterior ERE aprobado cuando se produjo la fusión de las siete cajas fundadoras del grupo. Entonces, la mayor parte de las 3.700 bajas se llevaron a cabo a través de prejubilaciones, a las que se pudieron acoger los trabajadores con más de 55 años a los que se les pagó un 95% del sueldo durante el primer ejercicio.

Los empleados que se acogieron a las bajas voluntarias cobraron una indemnización de 45 días por año trabajado con un tope de 42 mensualidades, más una prima que oscilaba entre los 10.000 y los 30.000 euros.