Las cajas en Bolsa: Banca Cívica pierde un 47% y Bankia un 73%

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La breve historia de los grupos de cajas en Bolsa arroja un saldo negativo sólo 11 meses después de su debut. Mientras las acciones de Bankia se mueven un 73% por debajo del precio de su salida a la espera de la nacionalización de la entidad, Banca Cívica, menos mediática, se dejan un 47% a la espera de que CaixaBank cierre su absorción.

Las acciones de Banca Cívica no han demostrado ser una inversión demasiado rentable para los inversores y clientes de la entidad que hace apenas once meses acudieron a la salida a Bolsa. El banco co presidido por Antonio Pulido y Enrique Goñi salió al mercado el 21 de julio del año pasado, a un precio de 2,7 euros cada acción que le permitió captar 600 millones de euros. La entidad colocó aproximadamente la mitad de sus acciones entre inversores minoristas que debieron pagar un mínimo de 2.500 euros. Hoy, a media sesión las acciones se pagaban en el mercado continuo a 1,43 euros, una subida del 1,3% respecto al cierre de ayer.

El tránsito por el parqué de Banca Cívica durante estos once meses se traduce en una caída de un 47%, aunque descontando el efecto de los pagos de hasta tres dividendos con cargo a los resultados de 2011, la caída es de un 45%.

El canje en la fusión de CaixaBank y Banca Civica es de cinco acciones de CaixaBank, de un euro de valor nominal cada una, por cada ocho acciones de Banca Cívica, de un euro de valor nominal cada una, sin que se prevea ninguna compensación complementaria en dinero. A día de hoy, las acciones del banco que preside Isidro Fainé cotizan a 2,39 euros, por lo que la ecuación de canje se sitúa en 1,49 euros.

La entidad recibió hace dos años 977 millones de euros del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), si bien, a diferencia de las últimas actuaciones del Banco de España, estas ayudas públicas no se orquestaron a través de acciones comunes, sino de participaciones preferentes convertibles, sin derechos políticos. La entidad tenía en principio cinco años para devolver estas ayudas con unos intereses del 7,75% desde el primer ejercicio. No obstante, CaixaBank, que absorberá Banca Cívica este año, ya ha adelantado que devolverá el total del importe en un año.

Más difícil tendrá el Estado recuperar su inversión en Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia. Recientemente, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) anunció que convertiría el préstamo que otorgó a la entidad de 5.465 millones de euros en capital, que se sumará a los hasta 19.000 millones de euros que inyectará el Estado

Bankia salió a Bolsa el 20 de julio de 2011 a un precio de 3,75 euros por acción, que ya suponía una rebaja del 15% sobre el mínimo apuntado en el folleto, de 4,4 euros. Sin embargo, a día de hoy y a la espera de la inyección de ayudas públicas, el banco cotiza en 1,01 euros que suponen una caída del 73%.