El Bundesbank alteró datos para proteger a los bancos alemanes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco Central de Alemania ha valorado al alza dos tipos de deuda del banco teutón Hypo Real Estate, cuya mayoría pertenece al Estado bávaro. Según publica el semanario Der Spiegel, el regulador bancario adjudicó durante varios meses papeles de esta entidad a un menor riesgo del que realmente tenían. Algunos expertos han señalado la posibilidad de que este trato de favor por parte del Bundesbank al Hypo tenga relación con el aplazamiento que pidió el regulador alemán a Bruselas con motivo de las pruebas de solvencia de julio.

En concreto los bonos pertenecen a Depfa, una filial de Hypo Real Estate. Un comunicado emitido por el Bundesbank asegura que «se arrepienten mucho de que esto haya sucedido» y que tendrán que «revisar los procesos de registro de datos para evitar estos fallos en un futuro».

Según un reciente informe publicado por el banco estadounidense Goldman Sachs, este banco alemán es el que tiene una mayor exposición (21.900 millones) cuando se suman los títulos de deuda de Grecia, Irlanda y Portugal, los tres países que hasta el momento han requerido rescates financieros por parte de Bruselas y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Otros dos bancos alemanes (Dexia y Commerzbank) y el francés BNP Paribas también están también entre las diez entidades más expuestas a estos países.

Los bancos alemanes y franceses mantienen, en su conjunto, el 69,5% de la deuda emitida por el Tesoro de Atenas, según los últimos datos que ha publicado el Banco Internacional de Pagos (BIS), y que hacen referencia al cuatro trimestre de 2010. Esta cifra ha aumentado en comparación al porcentaje de papeles soberanos helenos que tenían en el trimestre anterior: un 64%. A pesar del incremento de este porcentaje, las entidades teutonas han rebajado su exposición a los bonos griegos.

Así, estos bancos han pasado de tener 26.300 millones de dólares (algo más de 18.000 millones de euros) en el tercer trimestre de 2010 a tener 22.700 millones de dólares (15.545 millones de euros) en los últimos tres meses. Esta cantidad demuestra que los bancos alemanes son los más expuestos a los papeles soberanos del país, ya que la banca francesa también ha rebajado su exposición desde los 19.800 millones de dólares (13.550 millones de euros) hasta los 15.000 millones de dólares (10.266 millones de euros).

El incremento del porcentaje en deuda griega a pesar de estas reducciones se debe a que, en total, el sector bancario ha pasado de tener 72.000 millones de dólares (49.300 millones de euros) en el tercer trimestre a 54.200 millones de dólares (37.100 millones de euros) en el que cerró el 2010. De estos 54.200 millones, el 96% está en manos de entidades del Viejo Continente.

Con estas cifras en la mano no es difícil prever que serán los bancos alemanes y franceses los más afectados por la llamada Solución Viena, si finalmente se lleva a cabo. Esta posible salida a la crisis de deuda griega establece que las entidades más expuestas al país mediterráneo se comprometan voluntariamente a renovar los bonos helenos una vez éstos venzan.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA