La fusión Bankia-BMN: el mayor riesgo es para los empleados de los servicios centrales

Sede de Bankia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Bankia emplea en sus servicios centrales a algo menos de 1.800 trabajadores, mientras que BMN emplea a otros 650. Una de las principales ventajas que ofrece la fusión entre Bankia y BMN es que las principales áreas geográficas de influencia de ambas entidades son muy complementarias, por lo que la operación no exigirá un ajuste de las plantillas (otro más) significativo. Sí podría producirse un solapamiento en Levante, Andalucía e Islas Baleares, aunque que el mayor riesgo es para los trabajadores de los servicios centrales.
 
Bankia emplea en sus servicios centrales a algo menos de 1.800 trabajadores, mientras que la entidad que será absorbida, BMN emplea a otros 650. “No tendría sentido centralizar todos los servicios eliminando puestos de trabajo necesarios para el correcto funcionamiento de la entidad”, ha señalado Alberto Martín, secretario general de SESFI en FINE. En ese sentido, ha añadido la necesidad de mantener estos 650 puestos de trabajo en los servicios centrales así como los de la red de oficinas ubicadas en Levante, Andalucía y Baleares, sin que vayan en detrimento de los que se crearán en Madrid.
 
SESFI-FINE ha pedido “prudencia” ante el proceso de fusión anunciado ayer, del que aún se desconocen todos los detalles, pero ha resaltado la necesidad de maximizar las sinergias de la fusión de ambas entidades para que no se destruyan puestos de trabajo. Además, el sindicato ha lamentado que “las entidades luchen más por los intereses de sus accionistas que de sus empleados”, al conocer el anuncio del FROB que indica que la fusión resulta ser la mejor estrategia para optimizar la capacidad de recuperación de las ayudas públicas ante un futuro proceso de desinversión.
 
Aunque pide cautela a la espera de conocer más detalles sobre la operación, la formación sindical ya ha pedido que el proceso cuente con las fuerzas sindicales ofreciendo “toda la información del proyecto lo antes posible” para asegurar que el trabajo de los empleados no resulta perjudicado.
 
Por su parte, CCOO, que es el sindicato mayoritario en Bankia y lo será también en la entidad resultante, ha exigido que los aspectos laborales de esta fusión se negocien con la representación legal de los trabajadores, así como un “compromiso firme” de las entidades de “realizar una integración laboral ordenada, sin recurrir a medidas traumáticas”.
 
“Este proceso debe reunir, en efecto, garantías para el mantenimiento del empleo y las condiciones laborales de sus plantillas, tras las sucesivas reestructuraciones realizadas en ambas entidades y que han supuesto la salida de las mismas de miles de personas”, señala el sindicato, que recuerda que las entidades son “complementarias” y existen “mínimas duplicidades” en sus redes de oficinas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA