La OCDE avista una nueva burbuja especulativa por culpa de los bajos tipos de interés

OCDE
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La organización aprecia “un riesgo potencial” al ver que la cotización al alza de las acciones no concuerda con la marcha de las empresas y los precios inmobiliarios. La política monetaria que están llevado a cabo los bancos centrales –entre ellos el BCE de Mario Draghi- disgusta a la OCDE. Según el último análisis de la organización, la prolongación de un nivel excepcionalmente bajo de los tipos de interés trae consigo unos riesgos graves para la economía mundial. Unos peligros que se están comenzando a representar en burbujas especulativas.
 
Así lo ha señalado la economista jefe de la OCDE, Catherine Mann, que ha apreciado “un riesgo potencial” de que se avance hacia unas nuevas burbujas después de ver la evolución de la cotización al alza de las acciones. Algo que no concuerda, a ojos del organismo, con la marcha de las empresas, así como con los precios inmobiliarios, los cuales han subido a un gran ritmo en potencias como EEUU y el Reino Unido, según Mann.
 
De hecho, el análisis de la economista pasa por una dura crítica a la política monetaria de los bancos centrales al presenciar que el crecimiento económico únicamente se apoya en los bajos tipos de interés. Unos movimientos que, a ojos de la OCDE, no han resultado determinantes ni efectivos. “Una economía global que crece al 3% no es suficientemente robusta”, ha afirmado Mann.
 
Y para muestra, un botón, habrá pensado la OCDE que ha indicado cómo la evolución de los bancos en Bolsa está siendo mucho peor que los grandes indicadores bursátiles. Indicativo que podría preceder en esa temida burbuja que advierte la organización encargada de impulsar la cooperación y el desarrollo económico entre los países que la integran.
 
En cuanto a otros de los síntomas que ha detectado el informe de la OCDE tiene que ver con la mala marcha del comercio mundial. Para Mann, la actual situación de tipos de interés no es lo que frena las inversiones y lo que ralentiza ese ansiado comercio mundial.