El recorte de plantilla del Popular afectará a casi 3.000 empleados

Banco Popular
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El banco cuenta con 1.700 trabajadores con 59 años o más, por lo que se abre la puerta a que parte del ajuste se realice a través de prejubilaciones. El recorte de plantilla que pretende acometer Banco Popular afectará finalmente a una cifra de entre 2.900 y 3.000 empleados -casi un 20% de la actual plantilla- según ha comunicado la entidad que preside Ángel Ron, que hoy inicia la mesa de negociación con los representantes sindicales.
 
En la reunión con los sindicatos que se celebra hoy, el Popular propondrá una serie de medidas para “optimizar” la red de oficinas entre las que se encuentran: el cierre de unas 300 sucursales; la disminución de la plantilla en las sucursales con menor rentabilidad por empleado; la limitación de los días de apertura en las localidades de menor tamaño; la potenciación de la operativa multicanal; y la transformación digital.
 
Al mismo tiempo, el Popular pretende abordar los cambios organizativos que va a emprender para simplificar las estructuras territoriales de apoyo a la red comercial y los servicios corporativos.
 
Este proceso de reestructuración afectará a un número comprendido entre 2.900 y 3.000 empleados, reconoce el banco, dependiendo de la aplicación definitiva de las medidas de optimización que finalmente se lleven a cabo.
 
No obstante, el Popular apunta que actualmente cuenta con cerca de 1.700 empleados con 59 años o más, por lo que buena parte del ajuste podría realizarse a través de prejubilaciones.
 
El Popular aclara que esta propuesta presentada hoy a los sindicatos tiene por finalidad “mejorar la rentabilidad y eficiencia de la entidad”, al tiempo que “contribuirá a modernizar la estructura del banco”. La intención de la entidad es llevar a cabo este proceso de forma acordada con los representantes de los trabajadores.