Los estudiantes animan el mercado de alquiler con una tasa “bajísima” de impagos

Aula de una universidad
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los caseros pueden aumentar sus ingresos un 30% alquilando habitaciones a algunos de los miles de universitarios que buscan vivienda en septiembre. “En septiembre entre 300.000 y 400.000 estudiantes están buscando piso en España” por lo que es un momento ideal para que el propietario de una vivienda se decida alquilarla por habitaciones, según explicaSamuel Toribio, gerente para España de Uniplaces, servicio de reservas de alojamiento para estudiantes.
 
Samuel Toribio justifica este boom de la demanda de pisos compartidos no sólo en el hecho de que España sea el país que más Erasmus recibe -se esperan que vengan 42.000 universitarios de la UE este año- sino también porque nuestro país es uno de los destinos preferidos para estudiar de muchos jóvenes de fuera de la Unión Europea, principalmente latinoamericanos, a los que se han unido una importante demanda de jóvenes asiáticos, especialmente procedentes de China. Una demanda a la que habría que añadir entre 80.000 y 90.000 estudiantes ‘nacionales’ que se mueven entre las universidades españolas.
 
Por eso no es de extrañar que -según los datos que manejaSpotahome, plataforma online de reservas de vivienda no vacacional superior a 30 días- la demanda en pisos compartidos aumente un 300%” en septiembre, lo que ha provocado que el número de propietarios profesionales o ‘property managers’ que ya apuestan por este negocio ha aumentado un 25% durante el último año, especialmente en grandes ciudades y en aquellas típicamente universitarias.
 
¿Pero cuáles serían las ventajas que tiene para un propietario alquilar su piso a estudiantes? La primera razón de peso que dan estas compañías especializadas es la rentabilidad.
 
Alejandro Artacho, CEO y cofundador de Spotahome, asegura que “alquilar una vivienda por habitaciones genera al propietario un 30% más de ingresos frente al alquiler completo de un estudio o apartamento a un solo inquilino”.
 
La estabilidad sería otro de los motivos a considerar en opinión del representante de Uniplace que destaca que este tipo de arrendamiento te garantiza tener el inmueble ocupado durante un mayor tiempo que si lo destinas a alquiler turístico (que puede ser semanas o incluso por día) y además te ahorras la gestión (como por ejemplo la limpieza entre los distintos inquilinos).
 
El casero también debe tener en cuenta la seguridad, tal y como recalca Toribio, quien hace notar que “el estudiante suele tratar mejor el inmueble que un turista, que no tiene la percepción de pertenencia y de que este piso es su hogar que sí tiene un universitario que se queda en la vivienda seis y ocho meses”.
 
Igualmente, desde Spotahome, apuntan que “los propietarios encuentran en esta fórmula otras ventajas como la posibilidad de recuperar la vivienda con más facilidad en caso de necesidad -lo cual favorece la adaptación de los precios a la realidad del mercado con más flexibilidad-, una menor tasa de morosidad en este tipo de inquilinos, y que éstos se involucran a la hora de encontrar sustituto cuando una habitación queda libre para sufragar los gastos de la vivienda y para poder escoger al nuevo compañero”.
 
Respecto a la morosidad, Toribio precisa que la tasa de impagos es “bajísima, ínfima” por una razón clara: el inquilino es muy reacio a dejar de pagar por ser joven y encontrarse en una ciudad desconocida, a lo que habría que sumar que “el 80% de estos pisos los pagan los padres de los arrendadores”.
 
Otra ventaja para los caseros que se decidan por este tipo de alquiler es la “digitalización”, es decir que puedan realizar todo el proceso de alquilar de manera online a través de plataformas como Uniplaces o Spotahome, por poner un ejemplo, un sistema que tiene a su favor que los propietarios no pierden tiempo enseñando su vivienda a los interesados y que suprime las barreras idiomáticas en el caso de estudiantes extranjeros.
 
Además, el propietario no tiene que moverse para nada, ya que son estas empresas las que envían a profesionales que realizan los reportajes fotográficos así como los vídeos y planos de las viviendas a alquilar. Y, posteriormente envían al casero las solicitudes de reserva que hay para que elija, encargándose de todas las gestiones hasta la firma del contrato, una tarea por la que cobran una comisión tanto al casero como al inquilino
 
Los barrios más demandados
 
Otro dato importante a tener en cuenta es que el 40% de los estudiantes que buscan piso en España prefieren vivir en el centro de las ciudades, a pesar de tener los precios más altos. Según los datos extraídos de Uniplaces, el distrito centro de Madrid es el más demandado por los estudiantes extranjeros, ya que acogerá al 35,6% de los estudiantes Erasmus que residan en la capital. Aunque, Uniplaces también ha detectado un aumento de la demanda en Arguelles, Cantoblanco y Vicálvaro, al estar en el área de influencia de las universidades Complutense, Autónoma y Juan Carlos I ya que hay un número importante de inquilinos, especialmente lo de nacionalidad china, que consideran un requisito imprescindible que el piso esté lo más cerca posible de las aulas.
 
Por barrios, Sol es el que recibirá más estudiantes internacionales, con un 8,5% del total de las reservas Erasmus que se han hecho hasta el momento. El precio medio por habitación, en esta zona, es de 462€, un precio similar a lo que se paga en Malasaña, barrio en el que residirán el 7,5% de los Erasmus que estudien en la capital. Ambas cantidades superan el precio medio de una habitación en Madrid, que se encuentra en 409€ al mes.
 
Otro de los barrios más demandados es la zona de Lavapiés, que se sitúa en tercer puesto con un 6,5% de las reservas. Los precios, por habitación, se sitúan de media en los 431€ y 471€, respectivamente.
 
Tetuán se cuela en el quinto puesto de las zonas con más reservas Erasmus. Así, los residentes habituales tendrán, a partir de septiembre, nuevos vecinos extranjeros ya que el 4,4% de los estudiantes Erasmus que residirá durante el curso en Madrid lo hará en esta zona. El precio medio por habitación es el más bajo de los diez barrios más demandados, con 370€ al mes.
 
El barrio de La Latina ocupa el sexto puesto de las zonas más populares de la capital. Mientras que, el barrio de Las Letras, se encuentra en séptimo lugar, con precios que oscilan entre los 447€, por una habitación en La Latina, o los 435€ por vivir en Las Letras.
 
En el caso de Barcelona, y según los datos de Uniplaces el barrio que contará el próximo curso con más estudiantes extranjeros en la Ciudad Condal será Esquerra de L’Eixample. Allí residirán el 10,5% de los Erasmus que han reservado a través de Uniplaces. La zona, tiene un precio medio de 426€ por habitación, una cantidad que supera los 392€ de media que cuesta alquilar una habitación en Barcelona.

 
Le siguen el Barri Gotic, con un 9,4% de las reservas y El Raval, con un 7,5%. Los alquileres por habitación en cada una de estas zonas supera, también, el precio medio de vivir en Barcelona con 426€ y 468€, respectivamente. Los barrios de El Born y Dreta de L’Eixample, cierran el ranking de los cinco barrios más populares entre los Erasmus que residirán el próximo curso en la ciudad condal. Mientras que en Valencia, tal y como destaca Spotahome, son, Ciutat Vella, el Eixample y Campanar los enclaves más solicitados; En Sevilla, lo que más interesa a este público estudiantil es la zona del casco antiguo, Santa Justa y Remedios; y en Granada prefieren el centro, Ronda, Beiro y Albaicín.