CaixaBank ha ahorrado 186 millones desde 2012 gracias a las prejubilaciones

Sede de CaixaBank
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CaixaBank abre hoy el plazo para apuntarse al plan de salidas voluntarias pactado con los sindicatos en julio. CaixaBank pone en marcha hoy el plan de salidas voluntarias pactado en julio con los principales sindicatos, en el que los sindicatos esperan al menos medio millar de solicitudes. Los empleados que deseen adherirse a este plan tendrán hasta el próximo día 16 de septiembre para comunicarlo.
 
El plan de salidas contempla cuatro modalidades: extinción de empleo con recolocación en otra empresa del grupo; extinción con abono de una compensación económica en uno o dos pagos; excedencia incentivada o bien extinción con abono de una compensación económica en forma de renta mensual. CaixaBank calcula el excedente de plantilla en 1.119 personas, el 3,5% de la plantilla total, aunque los sindicatos esperan que haya unas 500 solicitudes.
 
Según destacan los analistas de Ahorro Corporación en un informe, el plan de bajas anticipadas se anunció el pasado 29 de julio en la presentación de resultados trimestrales, aunque no se dieron cifras concretas en ese momento. La entidad tiene como objetivo reducir la base de costes: “la estrategia ganadora en el actual entorno de presión en los ingresos es ser eficiente” y hay que tener en cuenta que el 65% de la base de costes es coste de personal.
 
La ratio de eficiencia de la entidad en España se sitúa en 54,2% en el segundo trimestre de 2016 (frente al 51,9% en 2015 sin gastos extraordinarios), de las más altas de la banca cotizada y niveles claramente mejorables.
 
Los expertos de Ahorro Corporación destacan que tras las últimas adquisiciones realizadas el grupo viene presentando planes anuales de prejubilaciones. Así, desde 2012 los ahorros generados con los planes anunciados (incluyendo el despido colectivo pactado en 2015) ascienden a 186 millones de euros, lo que supone un 4% de la base de costes de 2015.
 
El último plan se anunció a comienzos del segundo trimestre de este año para unos 370 empleados (salidas desde el 1 de junio) con un coste de reestructuración estimado de 160 millones de euros y un ahorro anual en costes de 40 millones. El grupo cuenta con 32.142 empleados, según recuerdan los analistas.