Los consejeros de Bancaja se enfrentan con Olivas

Aurelio Izquierdo, que fuera mano derecha de José Luis Olivas primero en Bancaja y después en Banco de Valencia, tiene “muy complicado” regresar a la caja valenciana como es su intención y la del propio Olivas. Según han comentado fuentes del sector a EL BOLETÍN, la decisión debería pasar por el consejo y, al menos “a corto plazo”, es difícil que puedan salirse con la suya.

Izquierdo ha tenido un último año frenético. Desde 2007 fue la mano derecha de Olivas como director general de Bancaja, puesto que dejó para asumir el de director general de Negocio de Bankia en junio de 2011. En octubre de ese mismo año, dejó la entidad que reside Rodrigo Rato para dirigir el Banco de Valencia, primero como consejero delegado y luego como presidente, hasta la intervención de la entidad por el Banco de España en noviembre.

La primera decisión del supervisor fue la de relevar a toda la cúpula directiva del banco, dejando a Aurelio Izquierdo sin trabajo de nuevo, lo que le ha llevado a exigir su reinserción en Bancaja. Según publica ‘El Economista’, Izquierdo se blindó antes de aceptar los sucesivos traslados y ahora exige volver a un puesto directivo en la entidad o que se le pague la indemnización prevista en su contrato, que ascendería a cerca de tres millones de euros

Según este diario, el presidente de la entidad, José Luis Olivas, propuso anteayer nombrar a Izquierdo director financiero, con un sueldo de 200.000 euros anuales, pero algunos miembros del consejo de administración no lo vieron claro y se optó por aplazar la decisión, aunque no está descartada aún del todo. No obstante, fuentes de Bancaja consultadas por EL BOLETÍN han señalado que en ningún momento en la reunión del consejo celebrada estuvo sobre la mesa el nombramiento.

Olivas ha controlado con ‘puño de hierro’ al consejo de administración de Bancaja desde que en 2004 accediese a la presidencia de la entidad, pero su estrella ha comenzado a brillar menos tras la integración dentro de Bankia, y, sobre todo, el enfrentamiento que mantuvo con Rodrigo Rato, y que le costó la vicepresidencia del banco cotizado.

En el consejo de Bancaja de esta semana sí se aprobó, tal y como estaba previsto, a Francisco Pons como nuevo vicepresidente ejecutivo del Banco Financiero y de Ahorros (BFA), en el que Bancaja tiene un 37 % del capital. El BFA es el propietario del 52 % de Bankia.