El jugoso dividendo del fondo de pensiones ensucia la campaña electoral en BBVA

Sede de BBVA
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Asociación de Cuadros critica que CCOO y UGT cobran un dividendo de 2,34 millones de euros por su participación en la gestora del fondo de pensiones de los empleados. Al igual que en la mayor parte de la banca española, el próximo 11 de febrero se celebrarán elecciones sindicales en BBVA, y las últimas dos semanas de la campaña se prometen más que tensas. La razón, el cobro por parte de los sindicatos de ‘clase’ de un jugoso dividendo de 2,3 millones de euros por su participación en la gestora del fondo de pensiones de los trabajadores del banco.

La formación sindical encargada de abrir fuego es la Asociación de Cuadros de Banca (ACB), que en una dura circular critica que CCOO y UGT “figuran entre los grandes beneficiados de la reforma de las pensiones públicas y del creciente negocio que se abre para las privadas”.

La razón que aduce es que estos dos sindicatos son accionistas de referencia de la gestora de pensiones de BBVA: Gestión de Previsión y Pensiones, GFPE, S.A. Esta gestora cuenta con tres socios: BBVA con el 60% y CCOO y UGT con un 20% cada uno.

Sólo en 2013, recuerda ACB, las pensiones privadas gestionadas por BBVA han reportado a los sindicatos de clase un “agradable pellizco de 2,34 millones de euros”. Esta cifra procede, de los 5,89 millones de euros en dividendos que repartió la gestora de BBVA, de los cuales un 40% corresponde a los sindicatos, según datos del Registro Mercantil.

Esta posición se remonta a cuando Argentaria era una banca pública que, al privatizarse, dio entrada a los sindicatos en su capital. “A día de hoy, otros sindicatos han alcanzado representatividad superior al 10% en BBVA, pero seguimos sin recibir invitación para a adquirir una participación en la gestora”, se lamenta el ACB, cuya intención es “alcanzar una representación entre los trabajadores que nos permita solicitar el acceso a dicho accionariado”.

ACB se compromete a donar “íntegramente” el dividendo que le correspondiera para incrementar las aportaciones de aquellos empleados de BBVA con aportación del promotor de 540,91 euros.

Por el momento, CCOO ya ha salido al paso de esta circular con su propio comunicado en el que tira de sorna. “Menos mal que somos bancarios”, señala el sindicato, que recuerda que “para cobrar dividendo hay que tener acciones, no es suficiente tener mayor o menor representación sindical. Y para tener acciones hay que adquirirlas. Elemental”.

La formación defiende que la participación de CCOO en la Gestora data de 1987, “cuando nos asociamos con Caja Postal, entidad pública entonces, para impulsar un plan de empleo para nuestra afiliación. Caja Postal pasó a Argentaria y de ahí a BBVA. Por eso tenemos un 20% del capital de la Gestora de Pensiones BBVA”.

“¿Se trata de una ingenuidad de aficionados o de una intoxicación por si alguno cae en el engaño?”, se pregunta CCOO en el que critica que “después de treinta años de in-actividad”, ACB “al menos debería saber de qué habla”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA