Banesto pide al Gobierno un análisis individualizado del impacto del ladrillo en los bancos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejero delegado de Banesto, José García Cantera, se ha mostrado muy crítico con la posibilidad de que a todos los bancos se les aplique el mismo baremo a la hora de tener que aumentar sus provisiones sobre los activos inmobiliarios, hasta tener que alcanzar un 50% fijo de cobertura.

“Lo que no se puede hacer es aplicar porcentajes fijos equivalentes en todas las entidades”, ha defendido Cantera, ya que “el valor bruto contable de un mismo activo en dos entidades puede ser radicalmente distinto”. El consejero delegado de Banesto considera que “el mayor provisionamiento debe ser personalizado”, tanto en lo que respecta a la entidad como al activo inmobiliario y “su historia”.

En los últimos días, el mercado ha especulado con la posibilidad de que el Gobierno exija a los bancos unas provisiones correspondientes al 50% de los activos adjudicados en cartera.

Cantera ha hecho estas reflexiones durante la rueda de prensa posterior a la presentación de resultados de 2011, que ha realizado junto al presidente de Banesto, Antonio Basagoiti.

Banesto ganó 125 millones de euros durante 2011, un 73% menos que en el ejercicio precedente. Esta brusca caída se explica por una dotación “voluntaria de carácter extraordinario” por valor de 400 millones de euros que la entidad ha realizado “ante la evolución del mercado inmobiliario”, y con la que se adelanta a las dotaciones adicionales exigidas al sector por el ministro del Economía, Luis De Guindos.

Teniendo en cuenta esta provisión extraordinaria, el banco realizó unas dotaciones durante el año de 1.298 millones de euros. El banco ha reconocido que 2011 fue un año “complicado para el negocio bancario”, ya que “la debilidad económica fue persistente”, y en la segunda parte del mismo, nuevas incertidumbres dieron lugar a un escenario de “fuertes tensiones y elevada volatilidad en los mercados”.

Esta debilidad del entorno está también detrás que la tasa de morosidad subiera en 2011 hasta el 4,94%. En todo caso, cifra por debajo del 7,4% de media del sector. Banesto ha destacado además que el incremento de los créditos en mora en el ejercicio fue únicamente de 402 millones de euros, con lo que al acabar el año ascendieron a 3.944 millones de euros. La cobertura con provisiones alcanzó el 52,7%.

Inmuebles adjudicados

Asimismo, Banesto tiene 3.607 millones de euros en inmuebles adjudicados y adquiridos, tras haber añadido 1.040 millones durante 2011, según ha anunciado el presidente de la entidad, Antonio Basagoiti. De estos algo más de 1.000 millones que el banco se ha visto obligado a ‘comerse’, 887 millones corresponden a adjudicados de dudosos, y 153 millones a adquisiciones a promotores.

No obstante, al mismo tiempo, la entidad logró vender 383 millones de euros en estos activos durante 2011, un 40% de las cuales se realizaron en el último parcial del año. Además, las coberturas aumentaron hasta suponer un 36% del valor de los inmuebles, frente al 24% de diciembre de 2010.

Banesto continúa, al mismo tiempo, reduciendo su exposición al sector promotor, con un crédito que cerró 2011 en 4.366 millones de euros, 5.147 millones menos (-54,1%) respecto a la inversión crediticia que la entidad presentaba en 2007, justo antes de que estallase la crisis. Un 88% del riesgo cuenta con garantías reales.

El total del riesgo inmobiliario asciende a 6.588 millones de euros, un 17% por debajo de los 7.959 millones a diciembre de 2010.

José García Cantera, consejero delegado de Banesto, ha señalado por su parte que el crédito total del banco se redujo un 8,6% en 2011 respecto al año anterior, hasta alcanzar una cifra de 69.225 millones de euros, debido fundamentalmente a la caída de la demanda y el escenario de desapalancamiento en el que se encuentra la economía española.

Así, Cantera ha explicado que Banesto concedió un 78% de los créditos que le solicitaron los clientes (3.277 millones de euros), un porcentaje incluso superior al 76% que se registró en 2010, cuando, no obstante, el importe solicitado fue mucho más alto, de 8.580 millones de euros. En el segmento de pymes, Banesto concedió un 65% del crédito solicitado (2.104 millones de euros).

Solvencia y liquidez

Por el lado de la solvencia, la capitalización del banco mejoró de manera orgánica, hasta alcanzar un ratio BIS del 10,65% y un core capital del 9,02% (una subida de 0,71 puntos básicos en el año). Con estos ratios, Banesto alcanza un exceso de capital sobre los requisitos mínimos de casi 1.600 millones.

En cuanto a la situación de liquidez, la entidad ha destacado que los activos líquidos disponibles permiten afrontar con comodidad los vencimientos de financiación mayorista de 2012, que ascienden a 5.200 millones aún sin nuevas emisiones de deuda.

Las acciones de Banesto se apuntaban en los primeros compases de la negociación una subida de un 1,4% en el mercado continuo, aunque las ganancias se iban moderando a media mañana hasta el 0,25%.

El presidente de Banesto, Antonio Basagoiti, ha evitado pronunciarse sobre cuál será la política de dividendos de la entidad en el futuro, ya que es “prematuro” y corresponderá al consejo de administración decidirla.

Se han pagado dos dividendos a cuenta del ejercicio 2011 y hay otro comprometido para febrero, que se pagará sin problemas. El dividendo complementario que estaba previsto para mayo se decidirá en el consejo de administración que se reunirá a finales de mes, y que trasladará su propuesta a la Junta de Accionistas de febrero.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA