Iberdrola propone una cuota fija personalizada para sus clientes

Instalaciones de Iberdrola
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los clientes de la compañía tendrán la posibilidad de pagar cada mes siempre la misma cantidad, regularizándose anualmente la situación en función del consumo real. Iberdrola ha decidido potenciar en España la Cuota Fija personalizada para todos sus clientes, tanto para los que disponen de un contrato de electricidad como para los que han firmado uno de gas natural o de otros productos o servicios energéticos.

Mediante la Cuota Fija, los clientes de la compañía tendrán la posibilidad de pagar cada mes siempre la misma cantidad, regularizándose anualmente la situación en función, en todos los casos, del consumo real que hayan realizado. Dicha regularización, que no conllevará penalización alguna para los clientes, puede implicar una devolución a los mismos, si su consumo energético final ha sido menor que el previsto inicialmente, destaca Iberdrola en un comunicado.

En este sentido, la empresa que preside Ignacio Galán ha lanzado una campaña de asesoramiento individualizado para que los clientes, que podrán elegir el día de pago de su factura de electricidad o gas, puedan ajustar con la mayor precisión posible la cuota que abonan a sus hábitos de consumo energético.

La empresa se compromete, asimismo, a avisar con tiempo a los clientes de la necesidad de modificar su cuota en el caso de que compruebe que su consumo real se desvía significativamente del estimado a la hora de fijar dicho pago fijo.

El principal objetivo de esta iniciativa es evitar los incrementos bruscos en las facturas derivados, fundamentalmente, de los picos de consumo energético en verano, por el uso creciente de equipos de aire acondicionado, e invierno, por la calefacción. En definitiva, que los clientes puedan planificar su gasto energético, señala la compañía.

Asimismo, aquellos que han optado por el mercado liberalizado, que ya son mayoría, se benefician de unos precios de la energía que se mantienen fijos por un periodo de un año o de tres, a elección del propio cliente.

Al cierre del tercer trimestre de 2014, Iberdrola contaba en España con 15,2 millones de contratos, el 2% más que en el mismo periodo del año anterior, con un suministro energético asociado de 68.128 GWh. De dichos contratos, el 71%, más de 10,8 millones, estaba en el mercado libre, mientras que en el regulado quedaba el 29% restante (unos 4,4 millones).