Gestha avisa de que Bankia podría haber incurrido en delito fiscal por el uso de ‘tarjetas b’

Oficina de la Agencia Tributaria
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los Técnicos de Hacienda aclaran que no habría delito en el caso concreto de cada directivo, ya que las cuantías no llegarían al umbral de delito. Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han advertido de que Bankia, entidad nacida de la fusión de Caja Madrid con otras seis cajas de ahorros, podría haber incurrido en delito fiscal si finalmente se demuestra que el supuesto uso de tarjetas de crédito ‘b’ por parte de consejeros y directivos de Caja Madrid formaba parte de remuneraciones no declaradas al Fisco.

En un comunicado recogido por Europa Press, Gestha ha explicado que en el caso de que se demostrase que se trataba de remuneraciones no declaradas, Bankia tendría que haber ingresado las retenciones correspondientes en la Agencia Tributaria estatal (AEAT). Estas retenciones eran del 35% entre los años 2009 y 2011 y del 42% en 2012, por lo que las cuantías superarían el umbral de los 120.000 euros a partir del cual ya existe delito fiscal.

Sin embargo, los Técnicos de Hacienda han aclarado que no habría delito en el caso concreto de cada directivo, ya que las cuantías supuestamente cargadas con cada una de estas tarjetas entre los años 2010 y 2012, únicos ejercicios para los que todavía no ha prescrito el fraude fiscal, no llegarían al umbral de delito. “Se enfrentarían a una posible infracción tributaria, ya que habrían defraudado en el IRPF por no declarar esos importes como rendimientos del trabajo”, ha agregado.

No obstante, Gestha ha recordado que cabe la posibilidad de que los gastos pagados a través de estas tarjetas se consideren una apropiación indebida, en cuyo caso no existiría delito fiscal al proceder este dinero de actividades ilícitas.

Por ello, los Técnicos del Ministerio de Hacienda han urgido a la AEAT que inicie una inspección tributaria por el IRPF de 2010 a 2012 a estas personas para evitar que presenten declaraciones voluntarias y eludan la sanción, a no ser que se hayan acogido a la amnistía fiscal de 2012.