El nacimiento de Kutxabank desata una nueva tormenta política en Euskadi

Un cruce de declaraciones y acusaciones en el ámbito político protagoniza los últimos pasos antes del nacimiento de Kutxabank. Si se cumplen las previsiones, el banco de las cajas vascas comenzará a operar el 2 de enero, pero la designación de su consejo de administración, en el que en principio debería primar la profesionalización, ha desatado una tormenta en el País Vasco.

La socialista Idoia Mendia, portavoz del Gobierno vasco, ha denunciado en una entrevista a Radio Euskadi que la composición del consejo, pactada por PNV y PP, “no representa la pluralidad de la sociedad vasca”.

Según publican hoy varios periódicos regionales, PNV y PP llegaron a un acuerdo anoche para la designación de los veinte consejeros de Kutxabank, por el que diez serán nombrados por el PNV, tres por el PP y los otros siete (que era el número que debería haber correspondido inicialmente a PSE y Bildu) serán profesionales independientes consensuados por ambos.

Fuentes de PNV han señalado, en declaraciones concedidas a Europa Press, que su partido había planteado una propuesta que suponía diez representantes para PNV, tres para el PP, tres para el PSE-EE y cuatro para Bildu, pero sólo los populares la aceptaron. Tanto Bildu como los socialistas se opusieron a que el PNV mantuviera una mayoría absoluta en el consejo, por entender que no se corresponde con la pluralidad actual de las instituciones vascas (las tres diputaciones y el Gobierno autonómico), gobernadas cada una de ellas por un partido diferente.

No obstante, a última hora de la mañana ha habido una nueva vuelta de tuerca. Así, finalmente Kutxabank no tendrá 20 miembros como estaba previsto, sino 15, después de que tanto BBK como la Kutxa hayan llegado a este acuerdo durante la mañana de hoy. Caja Vital deberá ratificarlo esta tarde en la reunión de su consejo. Este acuerdo, que daría aún más poder a PNV, requerirá de un cambio en los estatutos del banco.