Dios los cría y la revolución los une

Miguel Díaz-Canel
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

No bien Miguel Díaz-Canel, el nuevo presidente de los Consejos de Estado y ministros en Cuba, asumió el cargo y ya tenía a su homólogo venezolano Nicolás Maduro tocándole a la puerta para felicitarlo. Y la historia volvió a repetirse, pero a la inversa.

El cubano no tardó mucho en presentarse en Venezuela en calidad del primer mandatario que llegaba una vez declara la victoria de Maduro. No pocos en la isla vieron con rareza que en medio de esa tormenta de agua devastadora que aun no ha podido evaluarse en su justa medida dado sus estragos, Díaz-Canel viajara a Caracas y dejara a sus hombres de confianza al frente de la desgracia.

Al parecer tal decisión ha motivado por los canales establecidos de opinión del pueblo, que el partido comunista se interese en conocer qué piensa la gente de a pie en torno a esa salida. El periódico Granma, órgano oficial del Comité Central del Partido, tuvo a bien en explicar que como Maduro fue el primero en visitarlo, se le debía responder con el mismo acto.

Hay quienes sostienen que más allá del acto protocolar o hermandad revolucionaria, Díaz-Canel prefirió ir personalmente a tantear el terreno toda vez que el petróleo venezolano continúa jugando un papel importante.

Si toda la actividad desplegada por él, ha llamado la atención porque desea contactar directamente con las gentes y escucharles en un estilo desacostumbrado por sus predecesores, entonces podría asegurarse que conversó con Maduro temas que la prensa no pudo conocer.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA