Desplazamientos, horarios o comidas… La letra pequeña de las recolocaciones en BBVA

Ciudad BBVA

Sede de BBVA. Autor: BBVA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Esta semana la dirección de BBVA proponía por primera vez desde el inicio de las negociaciones una reducción en la cifra de afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE). Pero esta reducción tiene mucha letra pequeña, como la ampliación de la movilidad geográfica hasta 150 kilómetros sin compensación o de cambios en las condiciones laborales, según han denunciado los sindicatos.

La dirección de BBVA ha propuesto reubicar a 350 de los trabajadores afectados por el ERE en puestos de gestión remota, reduciendo de este modo la cifra de salidas de 3.798 a 3.448 personas.

Pero este cambio estaría sujeto a una serie de condiciones, con el objetivo de que este modelo sea “eficiente”. Afectaría así a los horarios de entrada y salida de los trabajadores, que además tendrían que aceptar “flexibilidad en las horas de comida”. También un control de las tardes de libranza y el desarrollo de un cuadrante.

Quizás el cambio más profundo es que el afecta a la movilidad geográfica, que se amplía de 26 a 150 kilómetros sin compensación alguna. Por encima de esa distancia con cambio de residencia, la dirección de BBVA ofrece una compensación de 250 euros al mes (3.000 euros al año) durante un período de tres años. Si hay un acercamiento al lugar de residencia del empleado no habrá compensación.

La respuesta de los sindicatos

La propuesta está lejos de haber convencido a los sindicatos. La Asociación de Cuadros de Banca considera que el número de afectados sigue siendo “una barbaridad” por lo que las medidas de reducción “se han quedado muy escasas”.

El sindicato propone en una circular que el número de afectados se reduzca “con los compañeros que han salido tanto por prejubilaciones, jubilaciones, excedencias, bajas voluntarias y bajas vegetativas durante el 2021, con “las jubilaciones que se harán durante del 2021 y 2022” y con “los despidos realizados en el 2021”

Además, reitera su petición de “aplicación de medidas no traumáticas, con adscripción voluntaria y priorización de prejubilaciones”.

Por su parte, CCOO ha manifestado su “total rechazo” a la movilidad geográfica planteada, “tanto a la medida como a las condiciones económicas”. La formación propone además una “batería de conceptos” para reducir la cifra de afectados similares a las de la Asociación de Cuadros: Los despidos y salidas voluntarias desde 1 de enero; las salidas vegetativas producidas y previstas desde 1/1/2021 hasta 31/12/2022; o los puestos cubiertos con eventuales y ETT’S.

“Una vez podamos concluir este número, hemos planteado un proceso 100% voluntario con salidas por prejubilaciones”, concluye el sindicato.

La próxima reunión de la mesa negociadora se celebrará el día 5 de mayo, siendo además la última reunión de la fase previa y empezando la fase de consultas (formal) a partir del 6 de mayo.