Del colapso del bitcoin a una burbuja inmobiliaria: los grandes riesgos de los mercados en 2018

NYSE bolsa de nueva york mercados
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Pese a que en general los analistas son optimistas en sus pronósticos sobre la evolución de los mercados para 2018, Deutsche Bank ha identificado hasta 30 posibles eventos que podrían poner las cosas patas arriba. En la lista de riesgos no podía faltar el pinchazo del bitcoin, pero también apunta a una ‘explosiva’ burbuja inmobiliaria en países tan dispares como Canadá, Suecia o China.

Los primeros futuros de bitcoin empezaron a cotizarse este mismo domingo en Chicago, provocando tal locura que la criptodivisa ha llegado a alcanzar un valor de 18.000 dólares. El repunte de la moneda digital, que comenzó el año por debajo de los 1.000 billetes verdes, se ha intensificado en las últimas semanas, con períodos de abrupta volatilidad.

Expertos, instituciones y entidades advierten que el colapso del bitcoin llegará tarde o temprano y provocará un estallido similar al de la tulipomanía del siglo XVII. Para el economista jefe internacional del banco alemán, Torsten Slok, es una de las mayores amenazas para los mercados de cara a 2018, y considera que su impacto se está subestimando.

Pero el bitcoin no es la única burbuja que podríamos ver el año que viene, Slok también advierte de un posible incremento excesivo e injustificado de los precios de los bienes inmuebles en “Canadá o Australia”, “Suecia o Noruega” y en China.

A estos problemas podrían sumarse los riesgos geopolíticos vinculados a Corea del Norte, las elecciones italianas y las rusas, un cambio de Gobierno en Reino Unido o los cambios en el proceso del Brexit. También apunta a eventos macroeconómicos como el fuerte incremento de la inflación en EEUU en la segunda mitad del año y el alza de los salarios en Alemania.

La retirada de los estímulos del BCE y el fin de las tasas de interés negativas en los países europeos son otros de los riesgos que podrían afectar a la evolución de los mercados en 2018.