Datos curiosos sobre los comicios alemanes

Urna electoral elecciones
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

EL PARTIDO «EL PARTIDO»: La formación del ex director de la revista satírica «Titanic» Martin Sonnenborn ya está representada por éste en el Parlamento Europeo y se dirige en Alemania a aquellos que no suelen votar. «Si te da lo mismo quién está en el Parlamento, ¿no sería lindo estar representado por alguien a quien le es indiferente estar en el Parlamento?», pregunta Nico Semsrott, cabeza de lista de «El Partido («Die Partei»). Seguidores de esta formación interrumpieron hace poco un acto del candidato socialdemócrata Martin Schulz al coro de «¡Más dinero por no hacer nada!». En su programa electoral demandan entre otras cosas que el Hamburgo sea obligado cada temporada a descender a segunda división del fútbol germano y un tope al precio de la cerveza siguiendo el modelo del freno a los alquileres. Si consiguen algún escaño, estarían dispuestos a entrar en el Bundestag. PARTIDO LOS VIOLETAS: El partido de los esotéricos pide más espiritualidad y una renta básica universal, además de abogar por la explotación de energías alternativas como «la energía del espacio». Tiene como símbolo a una mariposa violeta.

PARTIDO V: El partido de los vegetarianos y veganos lucha por erradicar la carne de las estanterías de los supermercados y fomentar el cultivo orgánico a través de rebajas impositivas.

EL PARTIDO DEL HIP HOP: El Partido Urbano propaga la movilidad en bicicleta y la despenalización del consumo de marihuana.

CAMPAÑA NUDISTA: Gregor Gysi, uno de los más conocidos miembros del Partido La Izquierda, desplazó su campaña a orillas de un lago cerca de Berlín para abogar por el nudismo en las playas. Gysi habló con algunos bañistas que tomaban el sol como dios los trajo al mundo en busca de votos. El legendario dirigente izquierdista se quejó de que esta práctica antaño muy extendida en la antigua Alemania comunista está desapareciendo.

EL NARCISISTA VENDEDOR DE THERMOMIX: El Partido Liberal (FDP) ha centrado su campaña casi exclusivamente en su presidente, Christian Lindner, un carismático dirigente de 38 años cuya omnipresencia en afiches en los que se parece a un modelo han sido blanco de mofas. El programa satírico televisivo «Extra drei» puso en circulación una de las fotos de Lindner con la inscripción «Cada once segundos, un liberal se enamora de sí mismo», parodiando la publicidad de la web de encuentros Parship que afirma que «cada once segundos, una pareja se enamora en Parship».

Otros comparan las explicaciones de Lindner en los anuncios con las de un vendedor del robot de cocina Thermomix. El hashtag #ThermiLindner se hizo viral en las redes.