¿Cuándo comenzará a subir tipos el BCE? Los analistas ya le ponen fecha

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

La presidenta del BCE, Christine Lagarde. Autor: BCE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El proceso de vacunación avanza, la reapertura de las economías está a la vuelta de la esquina y pronto llegarán los fondos de recuperación. Todo parece indicar que este año será el de la recuperación económica, y los analistas empiezan a hacer ya sus cábalas de cuándo comenzará el Banco Central Europeo (BCE) a normalizar su política monetaria y subir los tipos de interés.

“El BCE da orientaciones sobre las circunstancias en las que subirá sus tipos de interés oficiales, pero no sobre el momento exacto”, señala Nick Kounis, analista de ABN Amro, en un informe. Mes tras mes, el Consejo de Gobierno se limita a señalar que “espera que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en sus niveles actuales o en niveles inferiores hasta que haya visto que las perspectivas de inflación convergen sólidamente hacia un nivel suficientemente cercano, aunque inferior, al 2% dentro de su horizonte de proyección, y que dicha convergencia se haya reflejado de forma coherente en la dinámica de la inflación subyacente”.

Además, hay que tener en cuenta que es probable que el BCE cambie a lo largo de este año la forma en que define la estabilidad de precios. La revisión de la estrategia concluirá en el segundo semestre de este año, recuerda el experto del banco holandés. “El resultado de la revisión es incierto, pero parece muy probable que cambie hacia un objetivo de inflación más ambicioso”. En particular, numerosos funcionarios se han mostrado partidarios de pasar de un objetivo ‘cercano, pero inferior al 2%’ a una ‘simetría en torno al 2%’.

“Si este es el caso, una proyección de punto medio del 2% dentro del horizonte político del BCE sería probablemente la condición mínima para una subida de tipos. Ese sería el caso en 2026 en nuestro ejercicio de extrapolación, lo que sugiere que 2024 sería un momento razonable para la primera subida de tipos. Para entonces, el BCE también estaría más convencido de la dinámica de la inflación subyacente, dado el aumento de la inflación subyacente a alrededor del 1,5%”, apunta Kounis.

¿Y si no se cumplen las previsiones?

Este escenario, no obstante, supone que el BCE está en lo cierto al considerar que una fuerte recuperación económica marcará el camino para una reflación gradual y, por tanto, una tendencia al alza de la inflación en los próximos años. “Sin embargo, se pueden tener dudas sobre esta narrativa de reflación”, piensa el analista de ABN. “A pesar del fuerte crecimiento económico que el BCE prevé para los próximos años, se mantendrá una brecha de producción hasta finales de 2024. Sobre esta base, suponer que las presiones subyacentes sobre los precios comiencen a acumularse a partir del próximo año parece optimista”.

De hecho, “la inflación subyacente tiende a ser más baja dos años después de un shock”, cree Kounis. Por lo tanto, “pensamos que los riesgos de las proyecciones de inflación del BCE están sesgados a la baja, lo que sugiere que una subida de tipos podría ni siquiera materializarse en 2024. De hecho, creemos que la inflación resultará inferior a las previsiones del BCE a partir de 2022”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA