Ciudadanos

Cruce de acusaciones entre Ciudadanos y los críticos por la elaboración de las listas

Miembros de una plataforma de exafiliados de Ciudadanos aseguran que algunos candidatos compraron su puesto. Algo que desmiente Villegas.

José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos

Miembros de una Plataforma de exafiliados de Ciudadanos han denunciado en el Senado que la campaña del partido para las elecciones autonómicas y locales de 2015 fue financiada con dinero de los candidatos. De esta manera se aseguraban los primeros puestos de la lista. En concreto, se habrían abonado en algunos casos hasta 18.000 euros por encabezar la ‘papeleta’ electoral. Algo que han desmentido desde la cúpula de la formación naranja.

El abogado Alberto Ganga, de la Plataforma por las Garantías Ciudadanas que integra a exmiembros del partido, ha sido el que ha desvelado estos pagos. Y lo ha hecho, según Europa Press, en la comisión de investigación sobre la financiación de los partidos que ha tenido lugar en la Cámara alta.

En este órgano, y a preguntas del portavoz del PP, Luis Aznar, Ganga ha señalado como responsables de este ‘modus operandi’ al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera; al gerente del partido, Carlos Cuadrado; y al secretario general, José Manuel Villegas. A lo que ha denominado como el «club de la pipa», según la mencionada agencia.

Este último ha respondido a las acusaciones de ese abogado. En una rueda de prensa en el Congreso Villegas ha tirado de ironía para asegurar que ahora resulta que tanto Albert Rivera como Inés Arrimadas «se ganaron el cargo de candidato en una subasta». «Si es así pujo yo en la siguiente», ha bromeado el secretario general del partido.

En su opinión, se trata de un «rebotado» del partido que «no tiene ninguna credibilidad» y ha defendido el sistema de elección de candidatos en su partido, que «no parece que salga de una subasta pública como si fuera un mercado».

Asimismo, Villegas ha remarcado que el mecanismo del partido para controlar las cuentas han pasado el exámen del Tribunal de Cuentas, que «en su informe no pone ninguna pega a ese mecanismo».

Por ello, la formación naranja va «a seguir con ese mecanismo si nadie nos dice que no se puede hacer así». «No vamos a renunciar a tener control sobre las cuentas de los grupos municipales y autonómicos», ha insistido.

Más información