Nace un diccionario que ‘traduce’ el complicado lenguaje de jueces y abogados

Mazo de juez
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La RAE y el Poder Judicial publican el Diccionario del Español Jurídico para que los ciudadanos puedan entender por fin las sentencias. Entender las sentencias que dictan los jueces es harto complicado para cualquier ciudadano no versado en el lenguaje jurídico.La Real Academia Española (RAE) y el Consejo General del Poder Judicial quieren poner punto y final a esta realidad y facilitar la lectura de estos documentos con el Diccionario del Español Jurídico.

Un total de 30.000 entradas, 1.669 páginas, 130 profesores y catedráticos de Universidades españolas seleccionados por especialidades del Derecho son algunas de las cifras de esta obra recién publicada, según detalla la agencia EFE. La obra ha sido dirigida por el académico y jurista Santiago Muñoz Machado (Pozoblanco, Córdoba, 1949).

Este es el primer diccionario, tanto en España como en Europa, que abandona las tradicionales explicaciones extensas de carácter enciclopédico y se acoge a los criterios lexicográficos de la Academia, con definiciones breves e informaciones complementarias, según ha explicado a EFE Muñoz Machado.

El Diccionario del Español Jurídico, editado por Espasa, recupera la idea de un modelo de diccionario que, aunque especializado, se ha realizado de acuerdo a los métodos de la Real Academia de la Lengua: definiciones escuetas enriquecidas con indicaciones de uso de cada palabra o locución y con documentos extraídos de leyes o jurisprudencia.

Desde el Derecho medieval, el canónico, los históricos fueros, pasando por el constitucional, penal, administrativo o contencioso, hasta el lenguaje que se impone en la actualidad por la nueva regulación económica o internet, el Diccionario abarca el lenguaje jurídico «de todos los tiempos».

El diccionario tendrá una versión panhispánica que Muñoz Machado prevé que podría comenzar a imprimirse en 2017, con un 20% más de términos. La RAE trabaja también en la edición electrónica, que será más extensa.

A este diccionario se unirá el Libro de Estilo de la Justicia con reglas para que los profesionales de la Justicia escriban bien: cómo se ordenan las frases, el vocabulario base y especificaciones con frecuentes latinismos que, en mucho casos, están mal construidos.