Hotel Dormirdcine, situado en Madrid

Habitación del hotel Dormirdcine
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Situado en la céntrica calle de Príncipe de Vergara, el Hotel Dormirdcine es uno de los ejemplos que pasan casi despercibidos de los múltiples establecimientos que han abierto sus puertas los pasados años. En una gran ciudad como Madrid la oferta hotelera es muy extensa y variada, especialmente cuando han sido múltiples los establecimientos que han abierto sus puertas los pasados años, muchos de los cuales pasan casi desapercibidos para una parte muy significativa del público. Uno de estos ejemplos es el titulado Dormirdcine, situado en la céntrica calle de Príncipe de Vergara, muy cerca del cruce con la avenida de María de Molina. El referido establecimiento denomina a sus habitaciones como coolturalrooms. Ostenta la categoría de 4 estrellas, las cuales brillan por su ausencia en sus accesos principales tal como es preceptivo. A parte, de que hay que fijarse mucho para descubrir los accesos al hotel.

Se cuenta que cada una de sus 85 habitaciones -no demasiado grandes- está decorada de manera personalizada por distintos artistas e ilustradores de fama internacional; nombres que no aparecen en ninguna parte. Cada habitación es diferente, con un toque singular, iluminación acogedora y práctica. Llama la atención la iluminación indirecta de algunas habitaciones, las cuales podrían recordar en exceso “a las casas de mala nota…” aunque no sea el caso.

En cualquier caso, el interiorismo de cada uno de los cuartos está inspirado en el mundo del cine; con retratos de artistas y films; entre los que se encuentran los dedicados a Woody Allen, Luis Bardem, Charlot, Cabaret, Nueva Vista Social Club, Mary Poppins, el musical Annie, paisajes de inspiración japonesa….por poner unos cuantos ejemplos.

Los ascensores son bastante originales, inspirados en un juego de gafas 3D y fotografías que reflejan la primera que vez que se exhibieron algunas películas. El servicio más original tal vez sea la amplia oferta de películas y documentales a la carta que se ofrecen en los televisores de las habitaciones.

Además de la máquina de “auto servicio” de bebidas, el hotel oferta un kit completo de aperitivos -incluye palomitas- para su degustación mientras se ve el canal dcine. El desayuno-buffet no es el mejor del mundo. El hotel es cómodo y los baños correctos.