El ‘streaming’, amenaza para las ofertas ‘empaquetadas’ de televisión de pago

Streaming
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CBS se suma a la batalla y responde a HBO con el lanzamiento de una oferta de contenidos en línea a cambio de una tarifa mensual. Al menos en EEUU, las productoras de contenidos han iniciado una estrategia que consiste en llegar directamente al cliente, evitando intermediarios. Algo que resulta posible conseguir ahora, gracias al desarrollo del video ‘on line’ en ‘streaming’ y los nuevos servicios de banda ancha.

Primero fue Netflix, en sus orígenes un videoclub en la Red, quien se puso a producir series, algunas con gran éxito internacional como ‘House of Cards’, un movimiento seguido después por Amazon, por ejemplo. Y una estrategia inquietante para los ‘intermediarios’ de la televisión de pago, como las compañías de televisión por cable o satélite o las operadoras.

Pero las cosas aún se han complicado más, al menos en EEUU, para las empresas que ofrecen paquetes cerrados de televisión de pago a la clientela. Ahora, las productoras de contenidos parecen decididas a ‘vender’ subscripciones mensuales en ‘streaming’ a sus clientes potenciales. Y a precios más que competitivos.

La última en sumarse a la batalla ha sido CBS, productora de series de gran éxito como ‘The Good Wife’ o ‘NCIS’, que acaba de anunciar la puesta en marcha de una subscripción mensual a un precio de 5,99 dólares mensuales (4,68 euros). La cadena responde así a un anuncio similar realizado hace pocos días por HBO, responsable de bombazos como ‘Juego de Tronos’ o ‘Treme’.

La apuesta de las ‘majors’ es seria. Han detectado cierto cansancio en el cliente estadounidense de ‘paquetes’ televisivos, que se cobran caros y que incluyen, en ocasiones, decenas de canales de nulo o escaso interés para el público.

Aún así, los analistas del sector consultados por ‘Los Angeles Times’ no esperan que la revolución se produzca de un día para otro, pero sí aseguran que habrá bajadas de precio y que los ‘carriers’ de señal televisiva, las ya ‘viejas’ video compañías, tendrán probablemente que involucrarse también en la producción.

Aunque las proveedoras de señal, también pueden jugar duro. Una eventual subida en las tarifas de la banda ancha complicaría el panorama para todos los implicados. Por lo que, según algunos expertos, en este juego, la competencia puede tener un límite.

Tal vez por eso, HBO, que aún no ha anunciado cual será la tarifa mensual de subscripción de su nuevo videoclub ‘on line’, anunció también está semana que, de momento, no tiene ninguna intención de dejar de colaborar con las cableras, las operadoras y las compañías de satélite que son sus actuales socios en el negocio de la televisión de pago.