Continúan las duras críticas en Alemania por acuerdo de Gobierno

Angela Merkel y Martin Schulz
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El reparto de ministerios en una nueva gran coalición de Gobierno siguió hoy suscitando duras críticas tanto en la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel como dentro del Partido Socialdemócrata (SPD), dos días después de alcanzar un acuerdo. Dentro del SPD, que aún deberá salvar el escollo de obtener luz verde de sus más de 460.000 militantes y cuyo resultado se dará a conocer el 4 de marzo, la decisión de otorgar el Ministerio de Exteriores al aún líder del partido, Martin Schulz, no ha gustado a todos. El aún ministro de Exteriores, Sigmar Gabriel, acusó a Schulz «de faltar a su palabra».

«Lo que al final queda es en realidad lamentar cómo se trata sin respeto a los otros dentro del SPD y lo poco que cuenta una palabra dada», declaró el ex líder del SPD a los diarios regionales del grupo Funke. Sin embargo, Gabriel no quiso mencionar a qué promesas se refiere.

Gabriel cedió su puesto como presidente del partido en enero a Schulz y renunció a ser rival de Merkel en las elecciones del 24 de septiembre para ser ministro de Exteriores.

El miércoles, Schulz dio a conocer su deseo de ser nombrado ministro de Exteriores, a pesar de que tras las elecciones afirmó que no formaría parte de un Gabinete liderado por Merkel. Asimismo, Schulz cederá la presidencia del partido a la hasta ahora jefa de la fracción parlamentaria, Andrea Nahles.

Mientras, dentro de la CDU cada vez más voces reclaman una renovación tanto personal como de contenido del partido. «Hay problemas en todos los ámbitos», declaró el líder de las juventudes del bloque conservador, Paul Ziemiak, en la radio alemana Deutschlandfunk.

La CDU quiere votar el acuerdo de Gobierno en un congreso del partido el próximo 26 de febrero. Ese día quedará patente el descontento interno. En el centro de todas las críticas se alza el hecho de haber perdido el Ministerio de Finanzas, que en la próxima legislatura estará en manos del SPD. A pesar de que el socio menor de Merkel obtuvo muchos menos votos que los conservadores, la mandataria alemana decidió otorgarles ese Ministerio y el de Exterioes y Trabajo.

«Si la CDU tolera esta humillación, entonces renuncia a sí misma», declaró el ex presidente de la bancada conservadora en el Parlamento alemán Friedrich Merz, al diario germano «Bild». «Con esta estructura de Gobierno, la CDU se ha debilitado y ha perdido influencia», comentó a ese mismo rotativo el político de la CDU Norbert Röttgen.