Cómo salir de un listado de morosos como Asnef

Hombre con barba ordenador
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Estar en el listado de Asnef es sinónimo de ser moroso y sus consecuencias son bastante negativas. Si seguimos unos sencillos consejos podremos salir de esta lista y evitar rechazos por parte de las entidades financieras y otras compañías.

Y es que, la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF) registra en su fichero a todos aquellos con alguna deuda por impago en España. Si figuramos en el «fichero Asnef» no podremos en ningún caso solicitar un crédito bancario tradicional y tampoco contratar el suministro de luz, agua, gas y otros servicios fundamentales para la vida diaria. Por eso, es fundamental que nada más conozcamos la notificación de Asnef de nuestro registro en el fichero, sigamos una serie de pasos para salir del mismo.

CÓMO SALIR DE ASNEF

En primer lugar, vía la página web de Asnef, se puede solicitar la cancelación o rectificación de los datos del listado a través de un mail o un apartado de correos que facilitan, indicando en la solicitud los siguientes datos: nombre y apellidos o razón social si es una empresa; DNI, NIF o CIF; los datos que queremos cancelar o modificar; nuestro domicilio para recibir notificaciones; fotocopia de un documento que acredite la identidad; fecha y nuestra firma; así como documentos que acrediten nuestra petición. En un plazo de diez días recibiremos contestación.

Otra opción es pedir directamente la cancelación al organismo que comunicó los datos a Asnef y, ya será éste quien decida si solicita dicha cancelación una vez verifique que no contamos con impagos. También podemos acogernos a los ‘derechos ARCO’ incluidos en la Ley de Protección de Datos, que reconocen el derecho acceso, rectificación, cancelación y oposición de nuestros datos. Esto lo haremos rellenando un formulario online y aportar toda la información y documentación que nos requieran.

La última vía sería no hacer nada, hasta que el registro desaparezca por extinción natural. Para ello debemos esperar seis años, que es el tiempo máximo en el que el impago puede quedar registrado en Asnef.

OPCIONES DE FINANCIACIÓN

Sin embargo, pese a que lo ideal es salir cuanto antes del fichero Asnef, si en algún momento necesitamos liquidez por alguna urgencia o imprevisto económico, tenemos la opción de solicitar préstamos con Asnef. Generalmente, las entidades de créditos online conceden créditos con Asnef, algo impensable en los bancos tradicionales. Para garantizar que podrás devolver el minicrédito, utilizan un sistema que evalua la liquidez y valora si seremos capaces de devolver el crédito, independientemente de que estemos o no en Asnef.

Si bien, los créditos rápidos no deben convertirse en nuestra vía habitual de financiación, en caso de un imprevisto como, por ejemplo, una multa inesperada, vehículo averiado o visita urgente al dentista, podemos solicitar préstamos online con Asnef de entre 75 y 750€, muy rápidamente y con la comodidad que nos proporciona internet.

No sólo no tenemos que personarnos en una entidad, como ocurre al solicitar un préstamo bancario tradicional, sino que además no hace falta que demos datos sobre el objetivo de nuestro crédito online, si no lo deseamos.