Coches adaptados para facilitar la inclusión: la oferta se amplía y las flotas crecen para no dejar a nadie atrás

Coche adaptado

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Coger un autobús o el metro puede convertirse en toda una odisea para muchas personas con movilidad reducida. Algo tan simple como una rampa de acceso puede cambiar el día a día de estos ciudadanos, sobre todo si van en silla de ruedas, pero también si necesitan usar muletas o bastón para caminar, e incluso para aquellos que van con un carrito de bebé.  Por eso es importante contar con una flota de vehículos adaptados, tanto en el sector público como en el privado, que facilite la inclusión.

Desde hace años es cada vez más común ver a los autobuses en las grandes ciudades españolas desplegar sus rampas para facilitar a los usuarios con movilidad reducida el acceso a los mismos. Lejos quedan ya esos peldaños a la entrada y salida de estos vehículos que suponían una auténtica barrera para muchos de los que querían usarlos para desplazarse.

Pero estos cambios no solo se han producido en el sector del autobús. También se han dado en otros servicios, como el del metro. Cada vez se ven más ascensores en las estaciones del suburbano de las capitales, como pasa en Madrid o Barcelona, y rampas que han sustituido a las escaleras mecánicas que dan acceso a los andenes.

Asimismo, los taxis se han adaptado a esta situación y hoy en día hay una gran oferta de vehículos que dan este servicio especialmente diseñados para transportar personas con movilidad reducida.

La pandemia del covid nos ha recordado la importancia de la movilidad. Algo que las personas con dificultades en este sentido ya sufrían en sus propias carnes antes de la llegada del virus. De ahí la importancia que están cobrando los vehículos adaptados. En este sentido, además de los avances que se están produciendo en los servicios públicos de transporte, hay que tener en cuenta las opciones que hay, cada vez más numerosas y de marcas muy variadas, para los vehículos privados.

Varios fabricantes adaptan miles y miles de coches y monovolúmenes para sillas de ruedas cada año. Y lo hacen ‘mano a mano’ con firmas líderes del sector de la automoción como son Peugeot, Citroën o Ford. Estas marcas trabajan junto a los equipos de diseño técnico de estas empresas especializadas en rampas y otros sistemas para encontrar la mejor forma de adaptación. La oferta es mucha y variada, ya que las necesidades de cada persona son diferentes a las del resto. Ya sea en formato de venta o de alquiler, existe una amplia gama de vehículos a disposición.

Todo, para hacer más fácil la movilidad de estas personas. Ahora algo tan sencillo como coger el coche para ir al centro, al cine o a la compra no se convierte en una ‘aventura’ para estos ciudadanos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish