Cifuentes confiesa que ya no hay vuelta atrás en las licencias VTC

Cristina Cifuentes
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El gobierno de la Comunidad de Madrid admite que la cantidad de licencias VTC que se han entregado en los últimos años sobrepasa su voluntad. El portavoz y consejero de Presidencia, Ángel Garrido, considera que son demasiadas pero que desafortunadamente “ya no lo pueden parar”.

A pesar de que muchas licencias VTC han sido obra de una resolución del Tribunal Supremo, la Comunidad de Madrid es parte responsable de lo sucedido, pues es el órgano oficial que adjudica las licencias. En estos momentos, por ejemplo, existe una licencia de este modelo por cada siete taxis en Madrid. La ley indica que tiene que ser una por cada 30 taxis.

En los próximos meses, quizá en más de un año, se liberalizarán otras 5.000 licencias VTC en toda España, lo que supondrá una reducción en el precio de los trayectos Uber y Cabify (más competencia), y por lo tanto, mayor complicación en el sector del Taxi, que tiene otro tipo de legislación y cuyos precios están marcados por la administración.

Garrido, número dos de Cristina Cifuentes, asegura que su principal objetivo ahora es tratar de “armonizar” los derechos de cada uno y que todos, tanto taxis como Uber y Cabify, tengan que cumplir la legalidad.

Si nada cambia, según UGT, la situación del sector pone en grave riesgo la viabilidad de más de 70.000 empresas del taxi y cerca de 130.000 puestos de trabajo, entre autónomos y asalariados.