Cifuentes admite que pactó con los profesores no ir a clase ni a los exámenes del máster

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cristina Cifuentes, ante las preguntas de los periodistas en rueda de prensa, ha desgranado algunos detalles de su máster. Por ejemplo, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha reconocido que no se presentó a los exámenes ni a clase gracias a un ‘pacto’ que alcanzó con los profesores y que “a lo mejor aparece” el trabajo de fin de máster (TFM) cuando termine de abrir todas las cajas de mudanza que tiene pendiente.

“En los últimos años he realizado tres o cuatro mudanzas”, ha empezado a justificar Cifuentes. Acto seguido, la presidenta madrileña ha recalcado que a ella no se le puede “exigir” que el trabajo aparezca por varios motivos: porque a la oposición le dará igual y cuestionará automáticamente el trabajo; porque aún le quedan “muchas cajas por abrir”; y porque “no es una tesis doctoral que uno guarda”.

Pese a ello, la líder regional ha apuntado que ha autorizado a la universidad para que enseñe el trabajo, aunque desconoce si la URJC lo tendrá al no saber “cuánto tiempo puede tenerlo”. “No descarto encontrarlo. Voy a seguir buscándolo y si aparece, lo enseñaré. Espero que la universidad lo muestre antes”, ha afirmado Cifuentes después de su intervención en el pleno extraordinario de la Asamblea de Madrid.

Al mismo tiempo, la presidenta autonómica ha negado que ella haya recibido un trato de favor por sacar adelante un máster presencial sin ir a clase ni presentarse a los exámenes. En este sentido, Cifuentes ha restado hierro al asunto apostillado que “es algo que se hace a aquellos alumnos que están trabajando y por sus circunstancias tienen problemas para acudir a clase”.

Momento en el que ha recalcado que “los profesores se adaptaron a mis propias circunstancias” para determinar “de qué manera” podía cursar el máster y ser evaluada sin asistir al mismo.

Mientras tanto, la popular también ha buscado reducir el valor de su polémico máster. En varias ocasiones, Cifuentes ha insistido en que se trata de un título “que no es vinculante” y que no buscaba “engordar su CV” para así poder acceder a un doctorado para cuando deje la vida política.

“En ningún caso el máster estaba vinculado con la realización de un doctorado. Realmente nunca he tenido interés en engordar mi CV de manera artificial y mucho menos por especulaciones. Si hubiera querido emprender la docencia, lo habría hecho, he tenido muchas oportunidades”, ha declarado.

Cifuentes también ha reseñado que en ningún momento se ha planteado dimitido al ver que “no existe ningún motivo”. Por último, ha informado que el TFM lo defendió “en el campus de Vicalcaro” en una “defensa que duró poco”, así como que le sorprende la repercusión mediática abierta y que la supuesta falsificación del acta “es algo que tendrá que explicar la universidad”.