Choque entre Guindos y Calviño por la “herencia” de la Sareb

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos. Autor: BCE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha salido hoy en defensa de su gestión cuando era ministro de Economía español ante las críticas de la actual titular del ramo, Nadia Calviño, que hace unos días cargó contra la “herencia” de la Sareb, el ‘banco malo’ que aglutinó los activos inmobiliarios de las antiguas cajas.

El pique entre Calviño y Guindos se ha producido de manera diferida en el marco del XXXVIII Seminario Económico de la APIE, celebrado en la UIMP de Santander. En la apertura de este tradicional encuentro, el pasado lunes, la ministra recordó que la Sareb es una “herencia” de la anterior crisis financiera y que el Gobierno ha tenido que asumir este año 35.000 millones de euros de deuda pública por la reclasificación de su deuda en las cuentas públicas.

Por ello, avanzó que el Ejecutivo debe “diseñar un plan estratégico que sea lo más positivo posible de cara a los próximos años. Estamos reflexionando, justamente, sobre cuál debe ser la estrategia, de ahora en adelante, para la entidad”, que, “tiene que responder al interés general y permitir la maximización de las ingentes ayudas públicas que se dieron al sector financiero”.

Hoy Guindos ha recogido el guante de estas críticas en su intervención en este mismo seminario. El actual vicepresidente del BCE y ministro de Economía cuando se constituyó la Sareb ha pedido “no hacer comparaciones de herencias, porque es bastante evidente” y ha recordado que los denominados ‘bancos malos’ son una fórmula “que se ha utilizado en todos los rescates bancarios” y que incluso se ha contemplado en la actual crisis.

Guindos cree que la Sareb fue una “ayuda fundamental” para la banca

Dicho esto, Guindos ha apuntado que “en el año 2011 el problema no era la constitución de un banco malo, sino que había 100.000 millones de euros en créditos inmobiliarios malos” y “mal valorados”. Por ello, ha defendido que la Sareb “ha sido una ayuda fundamental para que no haya dudas sobre el sistema bancario español” y para que España “haya crecido por encima de la media europea” en los últimos años.

Sobre los 35.000 millones que se incorporan a la deuda pública, ha quitado hierro a la situación. “Es deuda que no hay que emitir”, ha recordado, y “hay una cartera de activos que se pueden ir vendiendo para reducir este endeudamiento”. “Si el sector inmobiliario español se mantiene, la Sareb podrá reducir muy notablemente esos 35.000 millones de deuda”, ha asegurado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA