Choque en el Gobierno por la campaña de Garzón para reducir el consumo de carne

María Jesús Montero y Luis Planas

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, tras el Consejo de Ministros. (Foto: Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa )

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La campaña del ministro de Consumo, Alberto Garzón, para reducir la ingesta de carne ha provocado un nuevo choque en el seno del Gobierno. A las críticas vertidas por el sector de la ganadería se ha sumado el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que ha dejado patente su rechazo a la iniciativa ‘Menos carne, más vida’ impulsada por su compañero de gabinete.

“Nuestros ganaderos y ganaderas están siendo objeto de críticas que son profundamente injustas y merecen un respeto”. Así lo ha defendido Planas en una entrevista en Cadena Ser Catalunya en la que ha dejado patente su oposición a la campaña impulsada por Garzón. Tras afirmar que no quiere entrar en polémicas con otros ministros, ha señalado que no tenía conocimiento de que se iba a lanzar esta iniciativa. “Lamento que se me utilice a este respecto”, ha apuntado.

Según Planas, “es una campaña tan errónea como la del azúcar mata, es realmente algo que me parece que no tiene mucho sentido”. Para el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación, “los ciudadanos son gente muy inteligente y saben perfectamente lo que tienen que hacer”. En su opinión, “los políticos no tenemos que crear problemas, tenemos que resolver problemas”.

“No tenemos que crear inquietud, tenemos que dar seguridad diciendo la verdad en voz alta”, ha incidido Planas, que ha remarcado que “decir la verdad en voz alta no significa entrar en polémicas que no van a ningún lugar”. Y es que, tal y como ha manifestado, “el propio sector ganadero se ha visto muy sorprendido, he visto sus reacciones y yo lo entiendo, me coloco en su lugar”.

“¿Cómo alguien que hace un trabajo perfectamente legal, perfectamente legítimo, que es positivo para el conjunto de la sociedad se encuentra señalado con el dedo? Me parece fuera de lugar”, ha sostenido.