China abre una investigación a la empresa que vendió a España los test fallidos

El presidente de China, Xi Jinping, en Wuhan
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

China ha abierto una investigación a la empresa Shenzhen Bioeasy Biotechnology, que vendió al Gobierno varios lotes de test rápidos para detectar el Covid-19 que resultaron defectuosos, según han señalado fuentes oficiales a Efe.

Los resultados de esta investigación, que aún continúa, no han detectado irregularidades por el momento, según las mismas fuentes, que han dejado claro que las autoridades del país asiático no “tolerará ninguna práctica” que no se ajuste a los criterios autorizados.

La Embajada de China en España ya dejó claro hace unos días, tras conocerse que estos test eran fallidos, que Shenzhen Bioeasy Biotechnology carecía por ahora de la “licencia oficial” de la Administración Nacional de Productos Médicos de este país para vender sus productos.

Tras detectar que estos test no daban “el nivel de fiabilidad requerido” el Ministerio de Sanidad procedió a su devolución y pidió a esta empresa suministrar una nueva partida que sí cuente con la calidad necesaria.