CCOO y UGT saldrán a la calle en febrero para que el Gobierno suba el SMI y derogue la reforma laboral

UGT y CCOO
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

CCOO y UGT han convocado movilizaciones el próximo 11 de febrero en todo el país para exigir la subida del salario mínimo (SMI) y la derogación de la reforma laboral y de las pensiones, según han anunciado hoy en una comparecencia sus secretarios generales, Unai Sordo y Pepe Álvarez, respectivamente, en una comparecencia conjunta.

Sordo ha explicado que las movilizaciones consistirán en concentraciones a las 12 de la mañana frente a las distintas subdelegaciones del Gobierno de las provincias, “lógicamente manteniendo todas las medidas de seguridad”. Pese a la situación sanitaria, “hay que ir poniendo el foco en la situación económica tras la pandemia”, ha defendido el secretario general de CCOO, que cree que es el “momento de recuperar y reforzar la agenda social”.

“No vamos a renunciar a ninguna de las cuestiones que teníamos abiertas en marzo antes de empezar la pandemia”, ha coincidido el líder de UGT, Pepe Álvarez, que ha recordado que había una mesa abierta en relación con la reforma laboral, y el Gobierno se había comprometido a derogar la reforma de pensiones y subir el salario mínimo interprofesional (SMI). “Pedimos al Gobierno concreción, fechas, para abordar las reformas que quedaron pendientes en marzo”, ha insistido Sordo, que ha señalado que las cifras elevadas de paro ponen de manifiesto la necesidad de derogar los “efectos más lesivos” de la reforma laboral, que a juicio de los sindicatos son la mayoría.

En el terreno de las pensiones, “es necesario volver a 2011” y a partir de ahí “desarrollar un acuerdo”, ha apuntado Álvarez, que ha remarcado que “España gasta menos en pensiones que Alemania o Francia en relación a lo que producimos”. Sordo ha añadido que “España necesita poner el contador a cero”, lo que implica derogar los aspectos de la reforma de 2013 y garantizar la revalorización en función del IPC y eliminar la redacción del factor de sostenibilidad.

Los sindicatos tampoco renuncian a un incremento “cuanto antes” del SMI. En ese sentido, “vamos a exigir al Gobierno que haga una propuesta de mejora” porque la posibilidad real de que se llegue a un acuerdo en la mesa del diálogo social “es nula” ya que se ha otorgado a la CEOE el “derecho de bloqueo”, ha criticado Sordo. “No hay razón objetiva para no subirlo”, ha defendido por su parte Álvarez, que ha recordado que la situación actual “perjudica a las personas que tienen menos”.

“Voluntad de negociar toda, pero no vamos a admitir derechos a veto en las negociaciones”, ha avisado Sordo, que ha manifestado que “no se puede volver a lanzar el mensaje de que si no hay acuerdo social no se toca nada”.