CCOO recurre ante los tribunales el inicio del curso escolar por la sobrecarga del profesorado

Foto de archivo de un aula, clase o colegio

Aula

CC.OO. Madrid desde la Federación Regional de Enseñanza ha recurrido las instrucciones de inicio del curso escolar 2022-2023 en la Comunidad de Madrid por incumplir la normativa vigente y vulnerar las condiciones laborales del profesorado sobrecargando los horarios lectivos.

La ley establece que el horario de clases en los centros educativos públicos de la Comunidad de Madrid debe ser de 18 horas semanales y se aplican unas 20 con carácter general, ha detallado el sindicato en un comunicado.

Estas instrucciones no se negociaron en la mesa de representación con los grupos sindicales y están redactadas «en base a una normativa ya derogada», ha criticado la secretaria general de la Federación de Enseñanza CC.OO. Madrid, Isabel Galvín, este miércoles en un desayuno informativo en la sede de la organización en la capital junto a la coordinadora de Enseñanza Pública, Aida San Millán.

Así, el profesorado público madrileño se encuentra en una situación de «mucho malestar» porque, según ha explicado CC.OO., se recortaron «en torno a 800 profesores» en los institutos «desde este curso». Una situación que se suma a un aumento en horario «fuera de ley» que no solo se centra en las horas lectivas, sino que «va más allá» en lo relacionado con las de no docencia directa –véase tutorías, guardias o programas–.

La Comunidad de Madrid, a ojos de Galvín, es la única «casi en exclusiva» que no ha revertido los recortes del 2011 en horario lectivo, lo que para ella y el sindicato que representa se trata de una «prioridad» que «hay que abordar».

Las profesoras y profesores de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) son los que, según ha explicado San Millán, sufren «más cambios principalmente». Así, ha subrayado que se suele recurrir a equiparar la hora lectiva con el periodo lectivo, cuando no es lo mismo que una clase dure 60 minutos (una hora) o 45-50 dependiendo del centro. De esta forma, los minutos restantes se les suman y acumulan, haciendo más horas de las debidas.

Por otro lado, ha criticado la falta de personal para realizar las guardias en los colegios e institutos, por lo que en vez de denominarlas como tal utilizan el término «apoyo a guardias» que son lo mismo pero esquiva el límite de tres como máximo, haciendo hasta seis o siete «como apoyo». «Terminamos con una jornada laboral que supera las 30 horas», ha añadido.

En cuanto a horarios, también el sindicato ha sumado a las quejas la falta de sustitución por otras actividades a mayores de 55 años «a pesar de estar regulado en el apartado 3.3 de las Instrucciones».

CC.OO. LLAMA A «NO FIRMAR» LOS HORARIOS IRREGULARES

Isabel Galvín ha hecho un llamamiento a no firmar estos «horarios irregulares» y ha achacado la responsabilidad en «exclusiva» a la Consejería de Educación. «Menos horario lectivo es más calidad educativa», ha destacado.

Comisiones Obreras, en este sentido, pide volver a las «18 horas en la ESO» y a las «23 en Infantil y Primaria». Para ello, haría falta un total de 4.714 profesores y profesoras para suplir el cupo necesario y que el horario sea igual «en nuestro país».

Es un tema que el sindicato ha solicitado en la mesa sectorial, donde «no han respondido nada». «Son muchos años que llevamos reclamando más profesorado y regular los horarios», ha añadido San Millán al mismo tiempo que recriminada la inacción de la Comunidad de Madrid que «ni se lo plantea».

IMPAGO A PROFESORADO

En la denuncia de CC.OO. critican también que se incumpla el pago de las tutorías al profesorado que es tutor de 2º curso de los ciclos formativos de Grado Superior de Formación Profesional. Además, «no se reconocen las seis horas lectivas del módulo de centros de Trabajo», sino entre dos y tres, asegura el sindicato.

En cuanto a la figura de coordinador de Bienestar y Protección, «no se establece un número de horas complementarias concreto» en función de la cifra total de alumnado o dificultades propias de cada centro, «sino que se deja al criterio arbitrario» de la Dirección del mismo.

Este conjunto de quejas y críticas son, a criterio de CC.OO., «incumplimientos graves» y repercute en una situación que perjudica al profesorado en su conjunto. El objetivo del sindicato se basa en «conseguir una enseñanza de calidad a la que el alumno tiene derecho», han finalizado.