CCOO avisa al Sabadell de que “no lo va a poner fácil” en la negociación del ERE

Sucursal de Banco Sabadell

Sucursal de Banco Sabadell

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banco Sabadell ha comunicado oficialmente esta mañana a la representación legal de los trabajadores y a la plantilla la puesta en marcha de un procedimiento de expediente de reestructuración de empleo (ERE). Un ajuste, del que todavía se desconoce la cuantía de empleados afectados, para el que “no hay razones”, según señala CCOO, que avisa que “no lo va a poner fácil” en la negociación.

El Sabadell habla de la reestructuración “como si fuera un juego de niños, planteando jubilaciones y bajas incentivadas, cuando la realidad es que acaban de notificar un ERE en toda regla”, se lamenta CCOO en un comunicado en el que avisa de que “no lo va a poner fácil”. El sindicato “cree firmemente que no hay razones para plantear un ERE” en la entidad.

Según recuerda la formación, ha habido más de 200 nuevas contrataciones durante 2021, “señal de que es necesaria más plantilla, tal y como CCOO lleva denunciando desde hace mucho tiempo”. Además, en el primer trimestre se llevó a cabo un ajuste de 1.800 trabajadores mediante prejubilaciones y “no concurren causas económicas” a juicio del sindicato. “Banco Sabadell cerró el primer semestre de 2021 con un beneficio neto atribuido de 220 millones de euros (un 51,5% de incremento interanual), prevé pagar un dividendo del 30% del beneficio y la acción sube”, recuerda.

Tampoco habría razones técnicas, “puesto que no se han producido cambios ni en los medios ni en los instrumentos de producción de nuestros productos”, ni “causas productivas”. “La demanda de productos y servicios financieros no ha variado. Es más, se vio reactivada durante la pandemia (refinanciaciones, avales ICOs, etc) por parte de particulares y empresas. Y ahora las entidades financieras tienen que ser las canalizadoras de los fondos NextGen de la UE lo que incrementarán aún más los volúmenes del negocio y las cargas de trabajo”.

Por último, CCOO destaca que “no concurren causas organizativas”: Los posibles cambios de sistemas y/o cambios en los métodos de trabajo no son ajenos a la entidad sino forzados por ella”. “Las cargas de trabajo y afluencia de clientela a las oficinas, a pesar de la supuesta digitalización, no sólo no han bajado, sino que se han incrementado en muchos casos de manera peligrosamente alarmante”.

Por todo ello, CCOO “no va a admitir ningún planteamiento de ERE traumático y deja claro que si es necesario dar salida a personas de la plantilla, siempre existe la posibilidad de llegar a acuerdos de prejubilaciones anticipadas y jubilaciones (actualmente hay 2.000 personas mayores de 55 años) en línea de lo negociado y firmado el pasado mes de diciembre de 2020 y que permitió que 1800 personas, de manera voluntaria, se acogieran al proceso”.

En cualquier caso, CCOO va a negociar y “a pelear hasta donde haga falta” por unas condiciones de salida que “sean las más beneficiosas” y, “por encima de todo”, por que las medidas “sean no traumáticas”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA