Castilla-La Mancha se abre a un confinamiento que permitiera ir a trabajar y a estudiar

Emiliano García Page, presidente de Castilla-La Mancha
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha manifestado que vería «entendible» que se diseñara un confinamiento contra el virus que permitiera únicamente salir de casa para trabajar y estudiar, pero no se ha mostrado partidario de crear un «cortocircuito integral» del país con otro confinamiento al estilo del aprobado en marzo del pasado año.

«Es cuestión de ser eficaces, un cortocircuito integral de todo el país tampoco lo propiciaría. Otra cuestión es permitir la actividad docente y económica y estar confinados solamente con la exclusión de lo básico. Permitir trabajar, la formación y luego en casa», ha desgranado en una entrevista este lunes en la Cadena Cope, Europa Press.

En opinión del presidente castellanomanchego, un confinamiento de ese estilo «podría ser entendible», aunque en cualquier caso ha conminado a esperar a ver si las medidas puestas en marcha por las comunidades autónomas surten efecto, aunque insistiendo en que si sube el nivel de contagios «no va a haber más remedio que imponer una medida nacional».

Lo que sobrepasa a las «CCAA» es competencia del Estado

En cuanto a la cuestión de quién tiene las competencias en la lucha contra el virus, García-Page ha opinado que las administraciones a todos los niveles están «intentando hacerlo lo mejor posible», señalando que su planteamiento es que «todo aquello que sobrepasa a la autonomía ya es competencia del Estado» y que las decisiones que afectan a la salud pública y a la movilidad tienen que depender de él.

«No soy presidente para colgarnos medallas, se trata de gestionar de forma más cercana los servicios», ha continuado, apuntando que «puede haber sido razonable» que en cada región o cada ciudad se pudieran tomar medidas para «acantonar al virus».

«Hace nada hemos tomado medidas solo para un área de la región, la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares, con unos resultados extraordinarios», ha explicado, razonando que con este tipo de competencias se ha conseguido «afectar a una zona sin afecta al conjunto».

Menos presión hospitalaria

De otro lado, y preguntado por la presión hospitalaria en la Comunidad Autónoma, García-Page ha desarrollado que «hay más que hace mes y medio pero a mucha distancia de lo que vivimos en la primera ola».

Sin embargo, ha advertido de que el hecho de que esté comenzando la vacunación, el «agotamiento» de la población y que se estén detectando muchos casos «de oficio» hacen que la gente «se piense que es menos grave», lo que es «un error». «La situación es grave aunque tenga menos consecuencia hospitalaria», ha concluido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA