Castells admite que la precariedad de «miles y miles de profesores universitarios» es un «absoluto escándalo»

El ministro de Universidades, Manuel Castells, durante su comparecencia en el Senado este lunes.

El ministro de Universidades, Manuel Castells - Autor: Congreso

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha calificado de «absoluto escándalo» la situación de precariedad laboral en la que se encuentran «miles y miles de profesores jóvenes universitarios» en España y ha asegurado que ésta es una de las actuaciones preferentes de su ministerio.

 

«Una de las prioridades es acabar con la precariedad creando nuevas fórmulas jurídicas y asegurando fórmulas muy limpias y transparentes de promoción y acreditación de forma que se vaya reabsorviendo esa bolsa de precariedad», ha explicado Castells en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

Para ello, el titular de Universidades ha admitido que «existen miles de fórmulas», pero ha reconocido que todo depende de la financiación que ha caído un «21 por ciento» en los últimos años y que ha hecho la situación «insostenible».

Por ello, Castells ha pedido «un esfuerzo conjunto de Gobierno y comunidades autónomas para poner recursos económicos y ordenar un drama humano para docentes y para una universidad que, sin profesores que sepan lo que pueden hacer el próximo mes, no puede trabajar tranquilamente y no puede haber enseñanza de calidad».

El ministro reconoce que los recursos «siempre son escasos», pero ha precisdo que «si se está generando mucha mayor tranferencia a las comunidades autónomas es una cuestión de prioridad política saber si se invierte más en la universidad que en otras cuestiones».

Sobre el inicio del próximo curso escolar, Castells ha asegurado que la «norma» es la presencialidad, pero admite que «hay que estar preparados en cualquier momento para cerrar una facultad o un campus universitario y nunca detener la presencialidad».

Según Castells, «esa es la norma más amplia y habitual de enseñanza», «sin desterrar», sin embargo, «la posibilidad de una enseñanza híbrida y puntualmente a distancia».