Casado exige a Ayuso que aclare la comisión de 286.000 euros de su hermano

El líder del PP sugiere que el empresario amigo de la familia Ayuso actuó de testaferro de su hermano.

Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP.
Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP.

El líder del PP, Pablo Casado, ha exigido explicaciones a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sobre el contrato por el que su hermano, Tomás Díaz Ayuso, habría podido cobrar una comisión por la venta de mascarillas en una adjudicación del Gobierno regional. Quiere que aclare este asunto cuanto antes. Para el máximo responsable de los populares “no es ejemplar” cobrar 286.000 euros por la intermediación en un contrato con una administración “que preside tu hermana”.

El enfrentamiento entre Génova y Sol se recrudece. Tras el cruce de acusaciones de ayer entre Isabel Díaz Ayuso y Teodoro García Egea, hoy ha roto su silencio el líder del PP. En una entrevista en la Cope ha afirmado que “hoy mismo” se podría resolver el expediente abierto a la dirigente autonómica. Según ha explicado, “si a mí hoy mismo la señora Díaz Ayuso me dice mi hermano me ha dicho que lo que cobró de Daniel Alcázar, adjudicatario de un contrato de emergencia de la Comunidad de Madrid, es esta cantidad, en concepto de este trabajo, entonces podremos ver si se ha cometido o una irregularidad o una falta de ejemplaridad”.

Para el líder del PP “los españoles, aunque un juez no resuelva hasta dentro de un año si es legal o ilegal cobrar 300.000 euros de la intermediación de la venta de material sanitario a una administración que preside tu hermana, podrán pensar que no es ejemplar”. “Yo creo que no es ejemplar”, ha señalado.

“Cuando presida el Gobierno de España, no permitiría que un hermano mío cobrara 300.000 euros por un contrato adjudicado directamente por mi Consejo de Ministros”, ha sostenido Casado, que ha defendido que “por eso reúno a Ayuso para pedir explicaciones”. “¿Alguien me puede decir qué he hecho mal?”, se ha preguntado antes de recordar que él siempre ha dado la cara por la actual presidenta madrileña.

Tal y como ha sostenido, “si yo presidiera esa institución, debería inhibirme a la hora de conceder el contrato. Y si esa institución ha usado a una empresa de un amigo para hacerun contrato, habrá quien pueda pensar que está utilizando un testaferro para no figurar como el adjudicatario”.

El líder del PP ha señalado que no ha puesto en duda “que el contrato esté bien hecho, el problema es si después del contrato ha habido una transferencia de comisiones a un familiar”. “Más allá de que sea ilegal, que es algo que tendrá que decidir un juez si hay una investigación, la cuestión es si entendible que el 1 abril cuando morían 700 personas se puede contratar con tu hermana y recibir 300.000 euros de beneficio por vender mascarillas”, ha criticado.

“Tráfico de influencias”

En su opinión, los 286.000 euros de la supuesta comisión “es un importe suficientemente relevante para que alguien pudiera pensar que ha habido tráfico de influencias”. Según ha querido aclarar, “yo no estoy acusando, estoy preguntando” y “no he obtenido respuesta”. Casado ha destacado que “lo más fácil sería decir mi hermano no ha recibido ninguna comisión vinculada al contrato o sí la ha recibido”, dar las explicaciones al respecto.

Asimismo, ha remarcado que no está denunciando este contrato públicamente, “estoy pidiendo explicaciones que no se me han dado”. “Es una cuestión interna en la que estoy pidiendo explicaciones, cuestión que no he aflorado porque ni tengo pruebas y deseo fehacientemente que esto no sea así”, ha continuado. Para el popular “esto se arregla diciendo aquí no ha habido comisión o esto lo ha cobrado por esta situación”.

 “Jamás he retirado mi apoyo a Ayuso”

“Lo que ocurrió ayer es algo que no merezco personalmente”, ya que “jamás he retirado mi apoyo a Isabel Díaz Ayuso”, ha manifestado, y ha negado que “jamás” le haya transmitido que “no contara con mi confianza para presidir el PP de Madrid”. En su opinión, “lo que escuché ayer no es verdad”.

Así, ha negado que Génova tuviera un dosier entregado por Moncloa sobre las mencionadas irregularidades en el contrato en el que figuraría el hermano de Ayuso como intermediario. “Me llega una información a finales de verano con datos fiscales y bancarios, por tanto, se podría inferir que venía de alguna institución pública”, ha detallado Casado, que preguntó “a los afectados” para recabar pruebas al respecto. Ante esto, pidió a Ayuso que acudiera al despacho y tras hablar “de muchas cosas”, asegura, “al final le digo oye Isabel me ha llegado esto, me preocupa mucho, por favor entérate y dime si es cierto”. Algo ante lo que la jefa del Ejecutivo autonómico responde que recabará información sobre este asunto.

Respecto a los mencionados datos, Pablo Casado ha negado que sean “personales” y ha alegado que esa información también la tenían medios de comunicación y la oposición. En el caso del PP, “la información no viene de una persona determinada, este tipo de informaciones llegan a la sede nacional muchas veces por personas de la propia administración involucrada y necesitamos recabar las pruebas internamente”. De esta manera, ha remarcado, se solicitó estos datos, “que ayer ella confirma en el sentido de que pudo haber alguna colaboración de su hermano en una contratación de un procedimiento de emergencia”.

“Esto no es verdad que sea algo contra la familia de nadie, jamás lo haría. Esto es algo sobre una persona que ostenta una responsabilidad política por ser del PP. Por tanto, es una petición de información por la labor de Ayuso, ha incidido.

El máximo responsable del PP ha desvinculado también toda esta pelea interna por la carrera para liderar el partido en la Comunidad de Madrid. “El Congreso del PP de Madrid me da igual”, ha asegurado antes de reiterar que no puede anticipar la fecha de este cónclave, tal y como reclama el entorno de Ayuso.

Más información