Carmena desbloquea uno de los puntos clave de la ‘operación Chamartín’

Manuela Carmena y José Manuel Calvo.

Hace exactamente un año se supo que el Ayuntamiento de Madrid había iniciado los pasos necesarios para realizar un estudio sobre la reforma del nudo norte de la ciudad. Esta era, y sigue siendo, una de las claves de la denominada ‘operación Chamartín’. 365 días después, el consistorio de Manuela Carmena ha formalizado el contrato correspondiente para diseñar la adecuación del Nudo Norte de Calle 30.

El Boletín Oficial del Estado del jueves 1 de marzo de 2018 informa que el Ayuntamiento de Madrid ha formalizado el concurso de servicios para la redacción del proyecto de construcción de adecuación del Nudo Norte de Calle 30. Un estudio concedido a la empresa Prointec para que planifique la remodelación de la zona. El encargo costará 296.000 euros.

El objeto del contrato consistirá en la redacción de un proyecto de construcción de las obras de Adecuación del Nudo Norte de Calle 30 y sus conexiones con el Paseo de la Castellana, M-11, Calle 30 y M-607.

El objetivo es eliminar los tramos de trenzados del enlace con objeto de disminuir los niveles de saturación del tráfico en hora punta en la zona. Lo harán a través de la construcción de nuevos pasos a distinto nivel, reordenación de viales y la adecuación y ampliación de los viaductos existentes.

Otro de los objetivos fundamentales impuestos por el Ejecutivo de Carmena es mejorar la seguridad vial de la zona, mejorar la movilidad peatonal y mejorar la accesibilidad al transporte público y a los servicios existentes en la zona.

El proyecto de adecuación del Nudo Norte se localiza en cinco tramos concretos:

Entre el Nudo Norte desde la salida desde el Paseo de la Castellana y el Nudo de Manoteras, en la dirección Recintos Feriales (M-11), Carretera de Burgos (A-1), y Calle 30 dirección Sur.

Entre el Nudo de Manoteras desde la conexión de la Calle 30 dirección Norte, Carretera de Burgos (A-1) y la vía de servicio del Sanchinarro

Las Tablas y el Nudo Norte y su conexión con la entrada al Paseo de la Castellana.

Entre el Nudo Norte desde la salida desde el Paseo de la Castellana y el Nudo de M-607 dirección la Avenida de la Ilustración (Calle 30) y la Carretera de Colmenar (M-607).

Entre el Nudo de la M-607 con Calle 30 desde la Avenida de la Ilustración y el Nudo Norte con la entrada al Paseo de la Castellana.

Tres fases de estudio

La primera fase consistirá en la realización de un estudio geológico-geotécnico de la zona. Para ello se recopilará toda la información existente y se llevará a cabo una campaña geotécnica. Al inicio de los trabajos el adjudicatario concretará la campaña geotécnica a realizar partiendo de la que incluya en su oferta.

Una segunda fase, de recopilación de información estudio de alternativas, trabajos topográficos y documento ambiental.

La tercera fase, tiene como fin, por un lado la redacción de todos los informes técnicos y documentación necesaria para la gestión de los oportunos permisos y autorizaciones por parte del Ayuntamiento, y por otro, la redacción del proyecto de construcción que deberá recoger toda la documentación técnica necesaria para el desarrollo completo de la solución óptima, con el detalle necesario para hacer factible su construcción y posterior explotación.