Campo aclara que el Gobierno no prepara un cambio legal para avalar las restricciones

María Jesús Montero y Juan Carlos Campo

María Jesús Montero y Juan Carlos Campo en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha aclarado que el Gobierno no prepara ninguna reforma legal destinada a amparar las restricciones sanitarias que adopten las comunidades autónomas tras el final del estado de alarma. Según ha insistido, la actual cobertura jurídica ofrece un “arsenal normativo” suficiente. Asimismo, ha recordado que los ejecutivos regionales que lo deseen pueden solicitar a Moncloa que declare el estado de alarma para su territorio.

“La clave es ver que el estado de alarma no es la única solución para combatir la pandemia, porque hay montones de resoluciones y montones de normas que permiten adecuarlo, y eso es en lo que el Gobierno cree y, por eso, no está preparando ninguna norma que modifique, porque el sistema es suficiente”, ha dicho Campo, en una entrevista en La Sexta recogida por Europa Press.

De esta forma, ha matizado lo que había expuesto en un artículo publicado este mismo lunes en ‘El País’. En él afirmaba que, si de la respuesta que dé el Supremo a las medidas adoptadas por las comunidades “se desprende la necesidad de realizar cambios legales adicionales, se estudiarán y propondrán a las Cortes”.

Así, ha explicado que no tiene “ningún problema” en “revisar todo”, esgrimiendo que todo es susceptible de mejora, si bien ha recalcado que “ahora mismo no hay necesidad ninguna de hacerlo y, por tanto, el Gobierno no se plantea un cambio normativo ahora”.

Además, ha instado a las comunidades que ven necesario que el estado de alarma siga vigente en su territorio a que se lo pidan a Moncloa, asegurando que “se respetará esa decisión” de los gobiernos regionales.

Los botellones, competencia municipal

Campo ha sostenido que el Gobierno acudió al estado de alarma cuando era imprescindible pero que tiene “unos márgenes muy concretos” que en estos momentos no lo hacen aconsejable. Ha argumentado que “ahora mismo el marco es tremendamente desigual en el territorio”, ya que cada comunidad está en un escenario distinto, poniendo como ejemplo positivo a Valencia. “Hay mil situaciones distintas”, ha ilustrado.

No obstante, ha incidido en que, pese al final del estado de alarma, las autoridades autonómicas y municipales pueden hacer “muchas cosas” para frenar la Covid-19, pidiéndoles que lo hagan con “responsabilidad”.

En este sentido, ha considerado “bastante lamentable” las celebraciones callejeras que se dieron en varias ciudades por el final del estado de alarma y ha destacado que “los botellones en la calle están prohibidos desde siempre por ordenanzas municipales”.

Un “recurso unificador”

Interrogado sobre las críticas del PP al Ejecutivo por no mantener el estado de alarma ni articular una alternativa legal, Campo les ha restado importancia aduciendo que primero acusaron al Gabinete de Pedro Sánchez de intentar subvertir el orden constitucional por declararlo y ahora lo reclaman porque “estamos en una euforia diferente”. A su juicio, se han mantenido en la misma posición: “Su oposición al Gobierno”.

En este punto, ha calificado la reforma legal propuesta por el PP, y que según los populares podría estar aprobada en quince días, como “un nuevo brindis al Sol”. “Esa ley es infumable”, ha zanjado, esgrimiendo que da a las comunidades el poder de restringir los derechos fundamentales de los ciudadanos sin que medie la autorización de un juez.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA