CaixaBank y Sabadell se desploman en bolsa tras presentar resultados

Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sector bancario es hoy el gran protagonista del Ibex por la oleada de resultados trimestrales, y no parece que estas cuentas hayan sentado demasiado bien a un mercado que mira de reojo además las dificultades que atraviesan los bancos alemanes y las negociaciones entre China y EEUU para zanjar la guerra comercial.

El mayor castigo es para CaixaBank, cuyas acciones caían hoy a media mañana un 5,3% hasta quedarse en 3,12 euros después de que los inversores se hayan visto decepcionados por las cuentas del cuarto trimestre. Aunque en el conjunto del año ganó un 17,8% más hasta los 1.985 millones de euros, en línea con lo esperado, las ganancias del último parcial del año -217 millones- se sitúan un 35% por debajo del consenso del mercado, según señala Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

“Los resultados de cuarto trimestre se han situado en línea con nuestras estimaciones y las de consenso en margen de intereses y comisiones netas”, explica Álvarez, pero “la aportación negativa de ROF (-45 millones de euros frente a +35 estimados) y menores ingresos de seguros (-6% frente a -3%) llevan al margen bruto a situarse un 3% por debajo de lo esperado por nosotros y el consenso”.

“Mejor lectura a la prevista de las provisiones”, explica la experta de Renta 4, que considera que el “cargo extraordinario por cambio en la clasificación contable de su participación en BFA explica en gran medida que el beneficio neto se haya situado significativamente por debajo de las estimaciones”. Álvarez destaca de los resultados la “estabilidad trimestral del margen de y de las comisiones neta; el registro de -53 millones de euros asociados a prejubilaciones en el cuarto trimestre; el coste del riesgo del 0,16% de los más bajos de entre sus comparables; y el avance del crédito a empresas en el trimestre (+2% y +3%) al igual que el crédito al consumo”.

Por su parte, los analistas de Bankinter valoran en un informe que la cuenta de resultados pone de manifiesto en primer lugar “la mejora en los ingresos típicos (+3,4% en margen de intereses y comisiones), que viene acompañada por mayores volúmenes de actividad en segmentos clave (+2,3% t/t en empresas y +2,7% t/t en consumo)”.

En segundo lugar, “la caída en el coste del riesgo recurrente hasta 16,0 pb (vs 20 pb en el tercer trimestre”, y en tercero, “el buen momento de la franquicia en Portugal que aporta 262 millones de euros gracias al aumento de la actividad y las sinergias de costes”.

El castigo bursátil ha sorprendido al consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, que ha señalado durante la rueda de prensa para presentar estas cuentas que “no se entiende” muy bien, más allá de que “el mercado valora expectativas”. “La comparativa no es que sea el año bueno o no, sino con esas expectativas”, ha reflexionado”. En la misma línea se ha expresado el presidente, Jordi Gual, que considera que las caídas de hoy hay que analizarlas en un “contexto relativo”.

Aunque las caídas de CaixaBank eran las más pronunciadas del sector, no eran las únicas. Banco Sabadell, que también ha presentado hoy resultados, se dejaba un 4,10% en bolsa. Los analistas de Bankinter explican que la cuenta de resultados se ha visto negativamente afectada por un cargo extraordinario de 637,1 millones (brutos) debido a los problemas tecnológicos de la franquicia en Reino Unido y provisiones por la venta del grueso de activos improductivos (NPA´s) en España. El beneficio excluyendo extraordinarios a tipo de cambio constante aumentó un 9,6%.

Estos expertos se hacen eco también de “una fuerte caída en ingresos por trading (-63,0% frente -61,2% en septiembre)”. La actividad comercial en España – equivalente al 80,0% del Margen bruto – “evoluciona positivamente (+4,1% en crédito vivo y +4,1% en recursos de clientes) y el perfil de riesgo mejora significativamente”, valoran los analistas.

Números rojos también para Bankia, que cedía un 2,17% y Bankinter, que bajaba un 1,29%. Los menores castigos eran para el Santander (-0,30%) y BBVA (-0,02%).