La Comisión acelera el proceso para integrar a Ucrania y Moldavia, pero no a Georgia

Ursula von der Leyen

Ursula von der Leyen

Ucrania y Moldavia recibieron hoy el respaldo de la Comisión Europea (CE) para proponer al Consejo que acepte sus candidaturas de ingreso en la Unión Europea (UE). Georgia tendrá que esperar hasta que aplique las reformas que le acerquen a los estándares políticos y económicos de la UE. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, que llevaba una camisa azul y una chaqueta amarilla -los colores de la bandera de Ucrania- presentó a los medios de comunicación en Bruselas la propuesta que, en principio, no cuenta con el apoyo de los 27 países. La semana próxima, los días 23 y 24, se reunirá el Consejo que tendrá que decidir al respecto.

Europa ha acelerado para acercar a Ucrania y Moldavia, sobre todo tras la invasión rusa en el primero de los países, aunque Von der Leyen aclaró que “ya con anterioridad Ucrania había hecho muchas reformas para convertirse en país candidato”.

El hecho de que los dirigentes de los tres principales países de la UE, Alemania, Francia e Italia, visitaran esta misma semana Kiev y anunciaran su respaldo a la candidatura ucrania, hacia presagiar que la Comisión apoyara la posible adhesión. Muchos expertos consideran que tanto Ucrania como Moldavia presentan todavía muchas lagunas -especialmente sobre la corrupción y el estado de Derecho- que hacen inviable una integración próxima.

La presidenta de la Comisión cree, sin embargo, que los dos países han hecho importantes progresos en el ámbito político y económico para acercarse a la UE. “Pero todavía les quedan retos, tienen importantes reformas pendientes que pueden acelerar o retrasar el proceso” subrayó. Un proceso para ingresar que suele ser largo y complejo, pero imposible si antes no se adquiere la condición de país candidato.

Ese es el primer paso que tendrá que ratificar el Consejo y que va a ser complicado porque algunos países del este de Europa no están de acuerdo con estas candidaturas, aunque el fuerte respaldo de los principales países hace prever un acuerdo final para que se inicie el recorrido de la adhesión.

“Europa es un proyecto de paz y por eso queremos acoger a Ucrania que nos ha demostrado su capacidad para luchar por la libertad” añadió la presidenta de la Comisión. Según Von der Leyen “a pesar de la guerra, cuyo final no podemos todavía prever, Ucrania sigue funcionando, tiene una sólida red pública y ha sido capaz de resistir en medio de este terrible conflicto”.