Bruselas investiga posibles ventajas fiscales a Ikea en Países Bajos

IKEA

La Comisión Europea ha abierto este lunes una investigación en profundidad sobre el trato fiscal que recibe en los Países Bajos la compañía Inter Ikea, una de las dos sociedades a través de las que opera la famosa tienda de muebles de origen sueco.

El organismo comunitario sospecha que dos resoluciones fiscales de las autoridades holandesas han permitido a Inter IKEA pagar menos impuestos, ofreciendo a la multinacional una ventaja injusta sobre otras empresas, lo que infringe las normas de la UE sobre ayudas estatales.

“Todas las empresas, grandes o pequeñas, multinacionales o no, deben pagar su parte justa de los impuestos. Los Estados miembros no pueden permitir que empresas seleccionadas paguen menos impuestos al permitirles cambiar artificialmente sus ganancias en otro lugar. Se investigará investigará cuidadosamente el tratamiento fiscal de los Países Bajos a Inter IKEA”, ha anunciado la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

Según explica el organismo europeo en un comunicado, a principios de los años 80, la multinacional escandinava decidió apostar por un modelo de franquicias que ha venido desde entonces siendo operado por Inter Ikea, lo que implica que la empresa no es propietaria de las tiendas, sino que estas abonan una comisión del 3% de sus ingresos a Inter Ikea Systems, filial de Inter Ikea en Países Bajos. Un acuerdo fiscal suscrito por el grupo sueco y las autoridades holandesas en 2006 contemplaba el pago de una comisión anual por parte de Inter Ikea Systems a otra filial del grupo escandinavo domiciliada en Luxemburgo, II Holding. La cuantía de esta tarifa anual equivalía a una parte significativa de los ingresos de Inter Ikea Systems, permitiendo que una parte importante de los beneficios del sistema de franquicias fueran transferidos a Luxemburgo, donde no eran gravados fiscalmente.

Después de que la Comisión Europa declara ilegal el régimen fiscal luxemburgués, Ikea cambió su estructura fiscal. En 2011, Inter IKEA Systems compró los derechos de propiedad intelectual anteriormente mantenidos por II Holding, una adquisición financiada mediante un préstamo intercompañía de su empresa matriz en Liechtenstein. Entonces, las autoridades holandesas llegaron a un segundo acuerdo fiscal que respaldaba tanto el precio pagado por Inter Ikea Systems como el interés a pagar por esta a su matriz y la deducción del pago de intereses de la filial de su base imponible en Países Bajos. “Como resultado de los pagos de intereses, una parte significativa de los beneficios de la franquicia de Inter IKEA Systems después de 2011 se traspasó a su matriz en Liechtenstein”, explica Bruselas.

El organismo europeo considera que estas dos resoluciones tributarias pueden haber dado lugar a “beneficios fiscales a favor de Inter IKEA Systems, que no están disponibles para otras empresas sujetas a las mismas normas fiscales nacionales en los Países Bajos”. “La apertura de una investigación en profundidad brinda a los Países Bajos y terceros interesados la oportunidad de presentar comentarios. No prejuzga el resultado de la investigación”, recuerda la Comisión al respecto.