Bruselas aplaza el tope al precio gas ante la amenaza de rebelión de varios países

Banderas de la UE

Los ministros de Energía de la UE no han logrado alcanzar un acuerdo sobre el límite al precio en las compras de gas y deberán volver a reunirse de forma extraordinaria el próximo mes, en vísperas de la cumbre que llevará también a Bruselas a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE. El aplazamiento se ha producido después de que varios estados miembros, entre ellos España, amenazaran con bloquear otras medidas.

La República Checa, que ocupa la presidencia rotatoria de la UE, ha convocado una nueva reunión del consejo para el 13 de diciembre para impulsar planes para la compra conjunta de gas y el intercambio de emergencia de suministros de gas antes de Navidad, según han informado fuentes diplomáticas.

La decisión se tomó después de que un grupo de países de la UE, entre los que también se encuentra Bélgica, Italia y Polonia, dijeran que vetarían todas las propuestas a menos que se pudiera acordar un tope en el precio del gas por debajo de 275 euros el megavatio hora (MWh). El grupo es lo suficientemente grande como para crear una minoría de bloqueo según las reglas de votación de la UE.

A pesar de los avances en los textos de solidaridad y compras conjuntas y en la aceleración de los permisos de renovables, en los que se ha alcanzado un acuerdo de contenido, el consejo extraordinario de Energía finalizará sin un consenso sobre el límite al precio del gas que se espera alcanzar en diciembre para que pueda ponerse en marcha el 1 de enero, como pretende la Comisión.

Las discusiones sobre cómo y si introducir un límite en los precios del gas se han ido acalorando en las últimas semanas. La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha llegado a calificar de “broma de mal gusto” el techo de los 275 euros el MWh. Otros como Alemania o los Países Bajos han advertido de los riesgos que plantea para la seguridad de suministro.

La Comisión Europea propuso el martes un límite en los precios del gas de 275 euros, pero el plan ha sido criticado tanto por algunos ministros como por analistas, que apuntan que no se habría aplicado incluso cuando los precios alcanzaron máximos históricos en agosto. Los precios mayoristas del gas subieron a niveles récord por encima de los 300 euros el MWh, el equivalente a más de 500 dólares el barril en términos de petróleo, durante el verano después de que Rusia cortara el suministro a través de su ruta más grande a Europa occidental, la línea Nord Stream 1 a Alemania.