BMW recorta un 39,8% su beneficio hasta septiembre, aunque confirma sus previsiones anuales

Museo de BMW
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El grupo BMW contabilizó un beneficio neto de 2.177 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 39,8% de retroceso con motivo del impacto sobre su negocio de la pandemia del coronavirus, que supuso una bajada de ventas y de producción, según informó la empresa, que ha confirmado sus previsiones para el conjunto del año.

La compañía con sede en Munich afirmó que las medidas de eficiencia y de reducción de costes que ha llevado a cabo representaron «factores decisivos» a la hora de luchar contra los efectos de la crisis de la Covid-19.

El presidente de BMW, Oliver Zipse, destacó que su empresa está dando forma a la industria del futuro y señaló que la multinacional automovilística está «bien posicionada» para los próximos años. «Estamos alineados estratégica y tecnológicamente con el período posterior a 2025, incluyendo aspectos clave como las arquitecturas de vehículos y la planificación de la producción por planta», aseguró el directivo.

La cifra de negocio de la compañía entre enero y septiembre fue de 69.508 millones de euros, un 7,1% menos, mientras que sus matriculaciones mundiales de automóviles en el período experimentaron un retroceso del 12,5%, hasta 1,63 millones de unidades.

La multinacional automovilística cerró los nueve primeros meses del año actual con un beneficio operativo de 2.633 millones de euros, un 48,2% menos, al tiempo que su plantilla mundial bajó un 1,4%, hasta 124.190 trabajadores, con un retorno bruto sobre ventas del 4,3%.

En el tercer trimestre, la firma muniquesa se anotó unas ganancias netas de 1.815 millones de euros, un 17,4% de subida, al tiempo que su facturación se contrajo un 1,4%, hasta 26.283 millones de euros. En dichos meses, el beneficio operativo bajó un 15,9%, hasta 1.924 unidades, y las ventas de automóviles subieron un 8,6%, hasta 675.592 unidades.

CONFIRMA PREVISIONES

En este entorno y con la mejora de los resultados trimestrales, la corporación ha confirmado sus previsiones para el año completo, que contemplan lograr un retorno operativo sobre ventas positivo de hasta el 3%.

BMW estima que la demanda de automóviles en los principales mercados experimente una «significativa reducción» este año, lo que supondrá que sus matriculaciones también sean «significativamente más bajas» que la contabilizadas en el año previo.

La compañía también contempla que su beneficio antes de impuestos anual se sitúe por debajo de los resultados contabilizados en el año previo, mientras que su volumen de plantilla mundial también se verá reducida.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish