Blinken reclama a Pekín «transparencia» sobre el origen del coronavirus

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha reclamado este viernes al principal responsable de la diplomacia de China, el consejero de Estado Yang Jiechi, una mayor «transparencia» sobre el origen del virus SARS-CoV-2 en 2019, aunque para Pekín todo este debate se debe a intereses políticos y no sanitarios.

La Administración de Joe Biden ha planteado en estas últimas semanas sus dudas sobre el origen de la pandemia y la supuesta falta de colaboración de las autoridades chinas, algo que Blinken ha traslado personalmente a Yang, según consta en un comunicado del Departamento de Estado.

El secretario de Estado norteamericano «ha subrayado la importancia de que la cooperación y la transparencia en relación al origen del virus», lo que pasa también por una nueva fase de estudios sobre el terreno de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El dirigente chino, por su parte, ha instado a Washington a «respetar los hechos y la ciencia» y abstenerse de «politizar» las pesquisas, que por ahora no han arrojado resultados claros. En este sentido, Yang ha abogado por la «cooperación internacional contra la pandemia», informa la agencia de noticias oficial Xinhua.

Por otra parte, Blinken ha reiterado la «preocupación» de Estados Unidos por «el deterioro de las normas democráticas en Hong Kong» y «el continuo genocidio y los crímenes contra la Humanidad» en la región de Xinjiang, planteando dos de las críticas recurrentes que más recelos suelen generar en Pekín, que ve estas alusiones como injerencias. También ha pedido el fin de la «presión» sobre Taiwán.

Yang, en cambio, cree que «Estados Unidos debería concentrarse en solventar las violaciones de Derechos Humanos en su propio territorio» en lugar de interferir con «pretextos» en cuestiones soberanas de otros países.

La conversación también ha servido para tratar cuestiones de interés mutuo como la situación en Birmania, Irán o Corea del Norte, país este último en el que Estados Unidos y China pueden «trabajar juntos» con miras a la «desnuclearización», ha informado la oficina de Blinken.

 

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA