Bankia y Bankinter, los bancos del Ibex que pisaron el acelerador de las comisiones en plena pandemia

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las comisiones, la partida que se había convertido en tabla de salvación de la banca desde que se implantó un escenario de tipos ultrabajos, también sufrieron los efectos que la pandemia de covid-19 ha tenido en la actividad económica. La cantidad cobrada por los bancos del Ibex –Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Banco Sabadell y Bankinter-en 2020 ascendió a unos 20.267 millones de euros, un descenso de un 9,5% respecto al ejercicio anterior. No obstante, en Bankia y Bankinter siguieron subiendo con fuerza.

La partida de comisiones netas en los resultados de 2020 de Bankia ascendió a 1.213 millones de euros, un incremento de un 12,2% respecto a los 1.081 millones del ejercicio anterior. Solo en el cuarto trimestre alcanzaron los 333 millones, la cifra más alta de todo el año. La entidad explica en su informe financiero que el incremento responde a las comisiones del negocio con clientes y las generadas por las actividades de servicios de activos bajo gestión y originación.

Y ello pese a que la ampliación del colectivo al que se aplica la política comercial sin comisiones (programa “Por Ser Tú”) redujo en un 11,5% las comisiones por servicios de cobros y pagos, en la medida en que los clientes afectos a dicho programa dejaon de pagar las comisiones asociadas a sus tarjetas.

Bankinter también aceleró en el cobro de comisiones, aunque con cifras más modestas: 496,75 millones de euros en el ejercicio que suponen un aumento del 3,72% respecto a 478,95 millones de 2019. En el cuarto trimestre la cifra fue de 138,25 millones, un aumento del 4,24%. La mayor parte vino por la comercialización de productos no financieros (casi 210 millones), como los seguros o la gestión de activos.

En términos absolutos, Banco Santander fue el banco que más recaudó a través de las comisiones, un total de 10.015 millones de euros, que sin embargo suponen un 15% menos respecto a los 11.779 millones de 2019. En euros constantes (sin efectos de tipos de interés) el descenso fue del 5%. En España la cifra ascendió a 2.314 millones de euros, un 6,7% menos. La entidad que preside Ana Botín explica en su informe financiero que “esta rúbrica fue la más afectada por la crisis derivada de la covid-19, lo que se reflejó en una menor transaccionalidad de los clientes”.

También una caída significativa en BBVA, de un 8,3% hasta los 4.616 millones. La entidad explica que se vieron impactadas por la menor actividad derivada de la pandemia. No obstante, si solo se analiza España, subieron un 2,9& hasta los 1.802 millones de euros a pesar de la eliminación del cobro de ciertas comisiones como medida de apoyo a los clientes durante los peores momentos de la pandemia.

En CaixaBank, por su parte, las comisiones netas se mantuvieron prácticamente planas, con un descenso de un 0,9% hasta los 2.576 millones de euros, aunque en el cuarto trimestre aumentaron un 5,1% hasta 671 millones. La entidad explica la caída por las comisiones de medios de pago, ya que el resto de conceptos de comisiones mostraron “una buena resistencia” durante todo el ejercicio.

Por último, las comisiones alcanzaron la cifra de 1.350 millones de euros en el Banco Sabadell, lo que representa un caída del -6,1% interanual por la reducción de la actividad derivada del confinamiento por la pandemia pero también por la venta de Sabadell Asset Management que provocó una reducción de las comisiones de gestión de activos. Si se excluye la filial británica (TSB), la partida ascendió a 1.254 millones, un 5,2% menos que 1.322 millones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA