Azerbaiyán transforma sus territorios liberados en una zona de alta tecnología

Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, poniendo los cimientos del Aeropuerto Internacional de Fuzulí.

Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, poniendo los cimientos del Aeropuerto Internacional de Fuzulí.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La República de Azerbaiyán, tras liberar de la ocupación armenia sus tierras autóctonas -la Región de Nagorno Karabaj y siete distritos adyacentes-, está realizando los proyectos de reconstrucción a gran escala. Pese a las dificultadas condicionadas por la magnitud de la devastación que alargan el proceso de la recuperación económica, Azerbaiyán se esfuerza para convertir sus territorios liberados en la zona de alta tecnología.

Con este objetivo, tras finalizar la Guerra de Patria, fue elaborado el plan de desarrollo socioeconómico de los territorios liberados. En su implementación, fueron establecidos el Consejo de Coordinación y 17 grupos de trabajo en diferentes áreas. En el marco del Programa Estatal para la Reconstrucción y el Desarrollo Sostenible de los Territorios Liberados de la República de Azerbaiyán para 2021-2025, para este año están asignados hasta $ 1.3 mil millones. Estos fondos se utilizarán para construir las infraestructuras y poner a disposición de los ciudadanos los servicios públicos. En la siguiente fase, se dará prioridad a las inversiones privadas y extranjeras. En cinco años, la inversión estatal alcanzará los $ 5,2 mil millones con la perspectiva de crecimiento debido a la inversión externa: entre los inversionistas figuran el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo y el Banco Mundial.

Los primeros pasos en la restauración de las conexiones logísticas fueron la construcción de carreteras y autopistas. Entre los proyectos figuran la construcción de las carreteras que conectan la ciudad de Tartár con las aldeas de Sugovushán y Talísh; la construcción de las autopistas Ahmadbeylí-Fuzulí-Shushá y Toganalí-Kalbajár.

Asimismo, en los territorios liberados está prevista la construcción de tres aeropuertos. El primer proyecto aeroportuario, cuyos cimientos se pusieron el 14 de enero, es el Aeropuerto Internacional de Fuzulí. Su pista de aterrizaje con una longitud de 2.800 metros entrará en marcha este año. El Aeropuerto Internacional de Fuzulí facilitará los viajes a los territorios liberados, especialmente a la ciudad de Shushá, mediante la autopista Fuzulí-Shushá conectada con el aeropuerto. Asimismo, está prevista la construcción de los aeropuertos en las regiones de Lachín y Zanguilán.

Junto con la buena conexión logística de los territorios liberados, otro objetivo principal es poder garantizar la seguridad energética mediante la creación de una «zona de energía verde». Basándose en la estimación de que los territorios liberados tienen más de 4.000 Mw de energía solar y hasta 500 Mw de potencial eólico, se dará prioridad al uso de energías renovables. El proceso de creación de una zona de energía verde ya ha comenzado – el Ministerio de Energía de Azerbaiyán ha mantenido reuniones con instituciones financieras internacionaleEduardos, abordando las cuestiones de la organización de subastas de energías renovables y la atracción de inversiones privadas.

El enfoque basado en alta tecnología también se tomará en cuenta en la planificación urbana. Las ciudades y pueblos en los territorios liberados serán reconstruidos, basándose en los conceptos de «ciudad inteligente» y «pueblo inteligente» con la aplicación de las tecnologías más avanzadas del mundo.  Con la construcción de las «ciudades inteligentes», se creará una interacción eficaz entre las autoridades municipales y los ciudadanos, proporcionando, de esta manera, la alta calidad de los servicios gubernamentales y el bienestar de los ciudadanos. La primera aldea inteligente se establecerá en el pueblo de Agalí de la región de Zanguilán.  En el marco de este proyecto está prevista la construcción de 200 casas abastecidas únicamente con energía renovable.

Los proyectos mencionados ponen de manifiesto el propósito de Azerbaiyán de transformar los territorios liberados en una de las zonas más desarrolladas de la región.  Con la creación de una zona de energía verde y de aldeas inteligentes se plantea crear importantes oportunidades de desarrollo económico sostenible. Se espera que el restablecimiento de las conexiones logísticas y la construcción de los aeropuertos en los territorios liberados impulsarán las relaciones comerciales y crearán un entorno favorable para el pleno aprovechamiento de las oportunidades turísticas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA