Ayuso adjudica a dedo 5,6 millones a Indra y Telefónica para la atención telefónica sobre el Covid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de archivo. (Foto: Comunidad de Madrid)

La Comunidad de Madrid ha reforzado el servicio de atención telefónica sobre vacunación e información del Covid-19. Una canal, detalla el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que “resuelve dudas sobre vacunación, test de antígenos o posibles síntomas” del coronavirus y del que se ocupará Indra y Telefónica. El Ejecutivo regional ha adjudicado a dedo a la UTE integrada por ambas empresas esta labor por 5,6 millones de euros.

El pasado miércoles la Comunidad anunció una inversión de 5.614.400 euros con el objetivo de reforzar la atención telefónica en torno al Covid. Desde el 30 de noviembre y hasta el 19 de diciembre, detalló en una nota, se registraron 791.609 llamadas, con un promedio diario de 41.663 y picos de más de 86.000. Y la tendencia “ha sido al alza en las últimas semanas”. Ante esto, asegura que se calcula que en las próximas semanas se sigan superando las 80.000 diarias.

Con el nuevo contrato, defiende, “aumenta la capacidad del teléfono gratuito 900 102 112 para continuar el seguimiento de contactos estrechos más vulnerables con el fin de controlar la expansión del virus”. Una adjudicación sin publicidad que ha recaído en Indra y Telefónica.

Según recoge el Portal de la Contratación de la Comunidad de Madrid, el Gobierno de Ayuso ha concedido este contrato a la UTE Indra BPO-Indra-Telefónica por el mencionado importe. Se ocupará de las “llamadas Covid de información a pacientes y ciudadanos”. Tal y como apunta el documento de adjudicación, ya se encargan del “servicio de mantenimiento y gestión integral del Centro de Atención Personalizada (CAP)”.

El contrato contempla una estimación de 40.000 llamadas diarias a un coste de 2,90 euros cada una y el plazo de ejecución estimado máximo es de 40 días: del 23 de diciembre de 2021 al 31 de enero de este año.

La alianza entre Indra y Telefónica se ha llevado varias adjudicaciones de la Comunidad de Madrid desde que se desató la pandemia. Los contratos sin publicidad a esta UTE por parte del Gobierno de Ayuso se han sucedido, en especial en labores telefónicas en la campaña de vacunación.